7 de febrero de 2018 08:39

Más de 3 000 militares y policías brasileños realizan operación en favela de Río de Janeiro

La operación se lleva a cabo en el marco de un recrudecimiento de los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y traficantes en varias de estas comunidades paupérrimas donde viven cerca de 1,5 millones de personas, un cuarto de la población de Río. Foto

La operación se lleva a cabo en el marco de un recrudecimiento de los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y traficantes en varias de estas comunidades paupérrimas donde viven cerca de 1,5 millones de personas, un cuarto de la población de Río. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

Más de 3 000 militares y policías participaron el miércoles, 7 d febrero del 2018, en una operación de búsqueda de personas con solicitud de captura en la favela Cidade de Deus, en la violenta zona oeste de Río de Janeiro, informaron fuentes oficiales.

La operación se lleva a cabo en el marco de un recrudecimiento de los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y traficantes en varias de estas comunidades paupérrimas donde viven cerca de 1,5 millones de personas, un cuarto de la población de Río.

A primera hora del miércoles, 3 000 militares de las tres fuerzas (tierra, mar y aire) rodearon Cidade de Deus y bloquearon las arterias adyacentes, con cierre del espacio aéreo, en tanto que agentes de diversos cuerpos policiales ingresaban en la favela, indicaron un fotógrafo de la AFP y fuentes oficiales.

A mediodía, “diez personas habían sido encaminadas a la policía, para ser identificadas”, precisó a la AFP una portavoz de la secretaría de Seguridad de Rio (Seseg) .

También se decomisaron armas y drogas, añadió, sin mayores detalles.

El fotógrafo de la AFP indicó que había militares incluso dentro de la favela y que se veían militares o policías “en cada esquina” de las intrincadas calles del lugar.

La funcionaria de la Seseg aseguró que se trataba de una acción “planeada desde hace varios días”, sin conexión con los hechos de violencia de la víspera.

El martes, las tres principales arterias de acceso a Río de Janeiro (Avenida Brasil, Linha Vermelha y Linha Amarela) fueron cerradas por una protesta de vecinos de las favelas del complejo de Maré (zona norte), luego de que un adolescente de 13 años muriera al quedar atrapado en un enfrentamiento armado.

Otra operación policial se llevaba a cabo el miércoles en la favela de Covanca, en la zona oeste, donde esta semana se produjeron numerosos incidentes, señaló la portavoz de la Seseg.

Las fuerzas armadas fueron llamadas a fines de julio de 2017 para ayudar a contener el desborde de la violencia en el estado de Río de Janeiro, donde los problemas de seguridad se ven agravados por una crisis económica que provoca atrasos en los pagos de salarios de miles de funcionarios, policías incluidos.

Pero Río es solo uno de los estados brasileños más afectados por la crisis. El ministro de Defensa, Raul Jungmann, urgió la semana pasada a reformar un sistema de seguridad “fallido” y señaló la corrupción en el seno de la policía como uno de los problemas que tienen que ser afrontados.

“La penetración del crimen en todas las policías tiene que ser combatida”, resaltó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)