18 de noviembre de 2015 13:05

Militares, marinos y policías se movilizan en Esmeraldas ante ola de robos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 2
Marcel Bonilla

Militares, marinos y policías recorren las calles del centro de la ciudad de Esmeraldas portando fusiles de asalto. Su labor principal es disuadir a la delincuencia que se ha aumentado en los últimos meses, en el casco bancario y comercial de la urbe.

Se estima que unos cinco robos por hora se registran en la ciudad. Eso disparó la alarma y las autoridades vinculadas con la seguridad coordinaron operativos conjuntos desde el pasado 9 de noviembre.

Los controles irán hasta finales de diciembre para evitar que más esmeraldeños sean víctimas de la delincuencia. La gobernadora de Esmeraldas, Paola Cabezas, reconoció que se hay incremento en los robos, y aseguró que a fines de noviembre harán la primera evaluación.

Patricia H., una ciudadana víctima de la delincuencia, cree que esta es una medida acertada. Hace un mes delincuentes le arrancharon su cartera con USD 350 cuando cruzaba la calle, en norte de la ciudad. “Tenía que pagar mis tarjetas y los servicios básicos de mi casa”, señaló.

Guillermo Peralta, especialista en seguridad, dice que la seguridad debe ser georeferenciada, es decir, si la mayoría de los robos se dan en el malecón de la ciudad, entonces un mayor número de contingente debe trabajar en esa zona, explica.

Los robos a mano armada obligó a una reunión urgente de la mesa de Seguridad que la integra la Policía Nacional, Fiscalía, Ministerio de Justicia, Armada, Judicatura y Gobernación. Ahí se resolvió retomar los operativos conjuntos entre la Policía, Armada y Ejército.

Son equipos de 50 militares acompañados de un policía. Están desplegados a lo largo de la calle Pedro Vicente Maldonado (malecón de la ciudad), Antonio José de Sucre y Simón Bolívar.

En esa zona están centros comerciales como La Bahía, casas bancarias, tres cadenas de almacenes de productos de consumo masivo, un centro comercial y pequeños negocios, por citar algunos.

Justo en sus alrededores han asaltado a ciudadanos a borde de motocicletas. Dalmira E. y sus hijos son algunas de las personas asaltadas por dos hombres a bordo de motos. Uno de los delincuentes, de entre 18 y 20 años, se bajó del pequeño vehículo, les apuntó con una pistola y les robó los celulares.

Se dio tiempo de requisarlos para ver si tenían dinero u otras pertenencias, mientras les apuntaba con el arma de fuego. Vestía deportivo y llevaba gorra azul del mismo color de la motocicleta, dijo uno de los testigos.

A bordo de la moto, otro hombre de unos 22 años lo aguardaba con el motor encendido al filo de la vereda. Una gorra cubría gran parte de su rostro. Ningunas de las cuatro personas, víctimas del asalto, pusieron resistencia. Eran las 18:00 del domingo cuando fueron sorprendidos por los delincuentes.

Los asaltantes habían dado vuelta a la manzana en dos ocasiones, y aunque sospecharon de la intención de los motorizados, siguieron compartiendo, narró uno de los hijos de Dalmira E. Ella prefirió no presentar las denuncias ante la Fiscalía de Esmeraldas, porque dice que no hay respuesta.

El fiscal de Esmeraldas, Diego Pérez, señala que no todas las denuncias llegan a la Fiscalía, pero motivó a los afectados a que las presenten para que sean investigados los casos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)