12 de febrero de 2016 09:16

Militares en servicio pasivo de Guayaquil conocieron proceso de venta de terrenos del Issfa

En la reunión de los militares en servicio pasivo se dio detalles sobre la negociación de los terrenos. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En la reunión de militares en servicio pasivo se dio detalles sobre la negociación de los terrenos. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 12
Juan Carlos Mestanza

Cerca de un centenar de miembros del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) asistieron la tarde y noche de este jueves 11 de febrero del 2016 a la convocatoria hecha en la sede del Círculo Militar en la ciudadela Urdesa, en el norte de Guayaquil.

La reunión ampliada fue organizada para conocer aspectos de cómo se dio el proceso de la venta en el 2010 de los terrenos del Issfa al Ministerio del Ambiente, sobre los cuales se ha levantado el Parque Samanes.

Y, también, el objetivo de la convocatoria era para establecer las acciones de defensa de la entidad, ante el anuncio del presidente de la República, Rafael Correa, de descontar de los valores del Issfa unos USD 41 millones que habrían sido pagados más en la negociación.

Entre los asistentes estuvieron William Birket, excomandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana; Allan Molestina, excomandante general de la Marina; Belisario Pinto, exinspector general de la Armada; Livio Espinoza, exinspector general de la Armada

En una primera parte de la reunión, a la que tuvieron acceso los medios de comunicación, José Noritz; exdirector del Issfa y firmante del contrato de compra venta con el Ministerio del Ambiente; dio detalles sobre dicha negociación.

Apoyado con láminas explicó el paso a paso de todo el proceso de los terrenos que fueron adquiridos por la entidad que fue autorizada en el 2009 para desarrollar un plan maestro de 372 hectáreas que incluía el proyecto Ciudad Satélite José Joaquín de Olmedo, que constaba de 16 000 viviendas para sus miembros y 62 hectáreas de parques. “Ese proyecto contemplaba un costo de terreno a USD 25 m2 y una utilidad entre los USD 280 y 450 millones”.

Recordó que mediante acuerdo ministerial N° 48 del 30 de marzo del 2010, el Ministerio del Ambiente declaró Área Nacional de Recreación a 379,79 ha; quedando aún con el ISSFA 152 ha.

Y que para efectos de la negociación se presentó el avalúo catastral del 2003. La promesa de venta se firmó el 22 de noviembre del 2010 por 215,70 ha en USD 48 220 391, 81.
“Quince días después se firmó las escrituras en base a un valor que dio la Dirección Nacional de Avalúos y Catastros”.

Ante la situación creada, explica que la solución es sencilla. “Dentro del ámbito jurídico hay que determinar si este contrato es válido o ya caducó. Si el juez dice que es válido entonces busquemos el avalúo de cuándo es que presentó el reclamo, si es del 2003 o del 2010. Hay que sentarse a conversar y no esperar a que venga la Contraloría en 45 días a dar una solución”.

Sin embargo reconoció que compensaciones ofrecidas como
7 000 bonos de viviendas para los miembros de las FF.AA y un área de 32 ha urbanizadas en terrenos que mantienen en Guayaquil, no se han cumplido aún.

Luego de un receso, en que se pidió la salida de la prensa del salón, se instaló una reunión reservada dirigida por el contralmirante Livio Espinoza. Allí, luego de escuchar las posturas de todos los asistentes, se determinarían las líneas de acción para organizar la defensa del Issfa. Posteriormente se establecerá un comunicado oficial con las resoluciones tomadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)