16 de marzo de 2016 23:00

Miles protestan en Brasil contra Rousseff y Lula

Manifestantes protestan contra el nombramiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Presidencia  el miércoles 16 de marzo de 2016, Foto: EFE

Manifestantes protestan contra el nombramiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Presidencia el miércoles 16 de marzo de 2016, Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Agencia DPA

Miles de personas se manifestaron el miércolesc 16 de marzo del 2016 en varias ciudades de Brasil para pedir la salida de la presidenta Dilma Rousseff y en contra de la nominación de su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva como jefe de Gabinete.

En Sao Paulo, la avenida Paulista fue tomada por miles de personas, en una marea humana que abarcaba unas cuatro cuadras.

En Brasilia también fueron varios cientos de manifestantes los que se concentraron en la plaza de los Tres Poderes, y llegaron a amenazar con invadir el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia, donde la seguridad fue reforzada.

Otras capitales regionales como Belo Horizonte y Curitiba fueron escenario de protestas, al tiempo que en otras, como Río de Janeiro y Florianópolis, se pudieron escuchar "cacerolazos" y bocinazos. También hubo manifestaciones en ciudades del interior.

Algunos actos, como el de Brasilia, comenzaron poco después de que Lula fuera confirmado como secretario de Estado, lo que provocó indignación porque el ex presidente está bajo sospecha de haberse beneficiado con la trama de corrupción en Petrobras.

Su nominación despertó suspicacias debido a que el ocupar el cargo de ministro le confiere el privilegio de los fueros, con lo cual solo puede ser procesado por la Suprema Corte de Justicia, la más alta corte del país. Pero el grueso de las protestas, a las que faltando poco para la medianoche seguía sumándose gente, estalló con más fuerza después de que la Justicia divulgara un audio que sugiere que la Mandataria designó a Lula como ministro para evitar que vaya preso.

En el diálogo interceptado con autorización judicial, la mandataria le dice a su padrino político que le enviará el documento oficial en el que lo designa ministro, lo que le confiere el privilegio de los fueros, para que "lo use en caso de necesidad". "Te estoy enviando (...) un papel para que lo tengas y lo uses solo en caso de necesidad, es el 'término de posesión'", le dice Rousseff al ex mandatario. El "término de posesión" es el documento que oficializa la designación de una persona para un cargo público, en este caso, hace oficial la nominación de Lula como jefe de Gabinete de Rousseff.

El diálogo fue grabado con autorización del juez Sérgio Moro, quien coordina los procesos vinculados al caso de corrupción en Petrobras.

Lula está denunciado penalmente por la Fiscalía del Estado de Sao Paulo por los delitos de falsedad ideológica y lavado de dinero, vinculados a un inmueble que habría recibido como pago por "favores" hechos a una constructora vinculada a los fraudes en Petrobras. Los fiscales de Sao Paulo solicitaron además la prisión preventiva del fundador del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

Ambas acciones, la denuncia y el pedido de prisión, fueron derivados al ámbito de la Justicia Federal, puntualmente a las manos de Moro, quien ha sido implacable con los implicados en los desmanes en Petrobras. Además, Moro fue quien autorizó que el pasado viernes 4 Lula fuera conducido de manera coercitiva a declarar ante la Policía Federal, que lo interrogó por su presunta participación en la trama de corrupción que operó en la petrolera estatal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)