11 de enero de 2015 09:04

Juez de Cuenca denuncia intromisión en justicia; Judicatura lo descarta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 56
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7

Lineida Castillo. Redactora (I)

Es el segundo caso de supuesta intromisión en la administración de justicia que se denuncia de Azuay, en menos de seis meses. En esta ocasión el juez primero de Garantías Penales de Cuenca, Miguel Arias, renunció a su cargo.

Lo hizo este 7 de enero del 2015 mediante una carta de tres páginas dirigidas al presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh. En ella expone la situación actual de la justicia y presenta los motivos que le llevaron a tomar esa decisión.

Según él, se va porque existe intromisión de "cierto sector" en la aplicación de justicia. “Son algunos serviles que quieren seguir acomodándose y escalando quienes meten las manos en la justicia. Creo que ni el Presidente de la República sabe lo que sus súbditos y servidores están haciendo en nombre de él”.

Esteban Flores, presidente del Consejo de la Judicatura de Azuay, descalificó esas versiones. Según él, Arias se adelantó, porque está por salir la resolución de un expediente disciplinario por un error inexcusable cometido dentro de un proceso.

Se trata de un caso de supuesto sicariato contra una persona a la que dictó sobreseimiento definitivo, “porque no encontré elementos”, dice el juez que lleva más de 15 años en la función judicial. La sala revocó esa decisión y considera que hubo un error inexcusable, es decir, errores en el procedimiento judicial.

Según Arias, con los meses sus mismos colegas le dieron la razón porque el Tribunal Primero de Garantías Penales -hace dos días- emitió la sentencia y emite el fallo por la figura de homicidio simple porque la fiscalía desechó la hipótesis del asesinato.

Para Arias, el Consejo de la Judicatura se abroga funciona que no la tiene y se ha convertido en juez de jueces. “La figura de error inexcusable es el mecanismo de presión y la espada de Democles que penden del cuello de los jueces para intimidarlos y presionarlos si están en desacuerdo con una decisión”.

Para Rubén Calle, presidente del Colegio de Abogados del Azuay, hay un grave deterioro de la independencia judicial en el país. Recordó que en septiembre pasado el Consejo de la Judicatura destituyó bajo esta figura judicial a tres magistrados del Tribunal Contencioso Administrativo de Cuenca.

La próxima semana, en la reunión de cambio de directiva, los abogados de Azuay analizarán este tema. Mientras tanto, la renuncia de Arias es revocable. Él sigue laborando y solo espera la respuesta del Consejo Nacional de la Judicatura para abandonar su cargo, que será en un plazo de 15 días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)