1 de agosto de 2017 11:34

Miguel Alemán: ‘Caminosca era un sumidero de plata y se encontraron USD 3,1 millones en gastos injustificados’

‘Caminosca era un sumidero de plata y se encontraron USD 3,1 millones en gastos injustificados’
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 112
Triste 6
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 9

Gabriela Quiroz (I)

Entrevista a Miguel Alemán, presidente de Cardno-Caminosca en Ecuador y procurador de los consorcios encargados de fiscalizar los proyectos Minas San Francisco, Sopladora y Toachi Pilatón.

En la foto, Miguel Alemán, presidente de Cardno-Caminosca en Ecuador y procurador de los consorcios encargados de fiscalizar los proyectos Minas San Francisco, Sopladora y Toachi Pilatón. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

En la foto, Miguel Alemán, presidente de Cardno-Caminosca en Ecuador y procurador de los consorcios encargados de fiscalizar los proyectos Minas San Francisco, Sopladora y Toachi Pilatón. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

¿Cómo se conectó Cardno con los exsocios de Caminosca para comprarla?

Cardno establece la visión de crecer en cinco países de Latinoamérica en 2011 y 2012. Empezaron a buscar empresas en Perú, Colombia, México, Chile y Ecuador para adquirir una empresa y ofrecer servicios de ingeniería. Caminosca fue la opción por haber sido reconocida técnicamente y haber participado en proyectos grandes del país (Paute-Mazar; Coca Codo Sinclair, OCP, etc). La empresa ya estaba en venta dos o tres años.

¿Cuál fue el papel de Proventus en la negociación?

Fue el bróker que preparó a Caminosca para la venta, hizo el análisis financiero, comercial y la parte promocional. Es un intermediario entre el comprador y el vendedor.

¿No hicieron un análisis completo de la situación de la empresa?


Viendo un poco más atrás yo creo que se debió haber investigado más sobre el riesgo de esta operación, sobre todo al tener más del 90% contratos con el Estado y evaluar mejor la cartera vencida.

¿Cómo se concretó la venta de Caminosca?


Cardno decidió adquirir el 100% de acciones en 2013. El costo se define con base, entre otros rubros, en la proyección de ventas y el pago se hace en función de ese plan, normalmente lleva dos años. En julio 2014 se completó la venta y se pagó USD 16 millones.

¿No se identificaron irregularidades en el proceso?

En ese período se realizó la revisión, optimización de temas administrativos y técnicos y Cardno empezó a afrontar fuertemente la falta de pago del Estado en los proyectos terminados y en ejecución. Esto se debe a que, en los contratos, la fiscalización está atada al avance de la construcción y los constructores no avanzaban según lo programado; el planillaje era pequeño en relación con los recursos demandados por la fiscalización. El desfase se incrementó a niveles insostenibles.

¿Qué proyectos eran?

En 2014, los más importantes eran cinco, entre fiscalización de vías, hidroeléctricas e hidrocarburos. Contábamos con 850 colaboradores, entre 90 y 100 fiscalizadores por obra y el gasto mensual de nómina superaba el millón de dólares. Sin el soporte económico de Cardno era imposible que Caminosca cumpla con los compromisos.

¿Qué solución dieron?

Ya iba un año el desfase porque los proyectos comenzaron el 2011-2012, entonces Caminosca asumió todo el gasto. El contrato decía que para fiscalizar, por ejemplo, debía tener 10 inspectores, pero avanzaban tan lento que solo daba para tener 4 inspectores. Los tres contratos de los consorcios en los que Caminosca participa (Minas San Francisco, Sopladora y Toachi Pilatón) ya estaban firmados y esto obligó a que Cardno preste siete millones de dólares. Sin esto incumplía los contratos.

¿Fue suficiente con esta medida de emergencia?

Cardno puso un auditor interno americano, Robert Anderson, para que vea qué estaba pasando, que los recursos prestados se usen correctamente y entender por qué el Estado no cumplía sus obligaciones. Eran cerca de USD 20 millones en cuentas por cobrar y los exaccionistas seguían como gerentes, incluida el área financiera a su cargo.

Hasta ahí afrontaban un problema de flujo de dinero, no de corrupción…

Así es, a comienzos de diciembre del 2014, el auditor identificó una factura a nombre de una firma y no se sabía de qué servicio era. Se encontraron pagos injustificados en los consorcios. Se comunicó a Cardno, en EE. UU. y Australia y decidieron iniciar una investigación, a fines de enero llegaron abogados y analistas informáticos, confiscaron las computadoras y evitaron que los exaccionistas entren a sus oficinas. Enero, febrero y marzo 2015 hicieron análisis (...).

¿Cómo respondieron los exaccionistas?

A principios de marzo del 2015 renunciaron y Cardno hizo una publicación en Australia sobre la situación de la empresa y los pagos injustificados. A fines de ese mes, Cardno me propuso encargarme de la representación legal de Caminosca y de los tres consorcios. Asumí a partir de abril 2015.

¿Cuál fue su evaluación?

Nómina de 850 personas, sin ingresos, demanda de proveedores impagos, falta de pago al IESS, al SRI; para colmo uno hace una factura, no le pagan, pero tiene que pagar impuestos, había notificaciones del SRI y estaba a punto de renunciar. A esa fecha, Cardno invirtió nueve millones y no se veía el panorama claro, era un sumidero de plata.

¿Por qué aceptó el cargo?

Acepté porque soy una persona de retos. Empecé con una reingeniería; de julio a diciembre bajé la nómina en 400 personas y me enfoqué en culminar los proyectos. En los que no me pagaban planteé al Estado que terminemos por mutuo acuerdo; así finalicé dos con Petroamazonas y aún deben tres millones a la fecha.

¿Por qué Caminosca reporta utilidades y desde el 2015 empiezan a caer?

El año fiscal de Australia comienza en julio y termina en junio. Para el cierre, cuando Cardno determina que hubo pagos injustificados, decidió iniciar una acción legal contra los exaccionistas por la venta, en Miami. Cardno cotiza en bolsa y debe cumplir las leyes antifraude y anticorrupción. Esto hace que declare en junio 2015 una pérdida de 46 millones, que incluye la compraventa, créditos, gastos y pone a Caminosca a la venta. Hubo algunos interesados.

¿Qué ha pasado con la empresa mientras sigue el juicio?

Continuamos ejecutando los proyectos de fiscalización, mejorar la cobranza, cumplir con las obligaciones tributarias y liquidación de personal.

¿A qué acuerdos llegó con los socios de los tres consorcios?

Cumplir con los contratos, no pagar ningún gasto injustificado, mejorar el control y cobrar la cartera vencida. Solicitamos reuniones con las autoridades del sector eléctrico para que nos paguen.

¿Qué acciones realizaron los órganos de control ante la publicación de Cardno?

Me reuní con la Secretaría de Transparencia en abril 2015; el proceso que lleva Cardno con los exaccionistas es privado y confidencial.

¿Qué hizo la Contraloría y la Superintendencia de Compañías?

Nada a esa fecha. Actualmente tengo varios exámenes especiales, que la Contraloría inició a proyectos antiguos ejecutados por Caminosca fuera de mi gestión, como el Multipropósito Baba, Ocaña, Metro de Quito fase 1, vía Lagarto-Baeza. Cardno asumió la defensa técnica de glosas y descargo de las mismas. En Ocaña está en audiencia preliminar y el 8 de agosto hay el juicio contencioso y administrativo. Sorprendentemente, Petroecuador inició un juicio contra Caminosca por el proyecto Pascuales Cuenca por USD 150 millones, demanda realizada por el prófugo Carlos Pareja Yannuzzelli para justificar el sobreprecio de Odebrecht.

¿Cómo se resolvieron los pagos injustificados en los estados financieros?

Se dio de baja 1,5 millones.

¿Con estos pagos facturados al exterior se acogieron a la norma para evitar doble tributación?

Los exaccionistas se acogieron en 2012,2013 y 2014 al beneficio por lo que no se realizó la retención del Impuesto a la Renta por pagos al exterior.

¿Al acogerse a este benefició inflaron el gasto y se dedujeron impuestos?

Sí en noviembre 2016- que se emitió el laudo arbitral parcial en Miami y que está apelado por los exaccionistas, se abrió los libros, se reconocieron como gastos no deducibles 3,1 millones, lo cual impactó en el pago del Impuesto a la Renta, en la participación de los trabajadores, IVA adicional al Estado, retenciones por pago al exterior, más intereses y multas. Los consorcios pagaron 1,7 millones al SRI y a los trabajadores.

¿Cuál fue la participación del resto de socios de los consorcios en este problema?

Se alinearon a la solución planteada por Cardno en consenso. La participación de Leme Engenharia (firma brasileña) dentro de los dos consorcios de Toachi Pilatón y Sopladora es del 40% y en Minas San Francisco, Gas Fenosa tiene el 30%, Integral 25% y Astec 15%.

¿Por qué en el 2016 hay gastos por USD 16 millones y pérdidas por 6 millones?

El problema no son los gastos, están dentro de una operación normal con importantes indemnizaciones de personal con muchos años de servicio y que incluso tuvieron derecho a la jubilación patronal, desde 2015. Por el lado de los ingresos se extendieron los contratos por la demora de los constructores, lo cual afectó la facturación por fiscalización y por ende los resultados son negativos en 2015 y 2016.

¿Por qué sacaron al exterior por Impuesto a la Salida de Divisas USD 260 000 en los últimos cinco años y el 2016 fueron USD 2 millones?

Empezamos a pagar el crédito que nos prestó Cardno.

¿Luego de limpiar la casa se quedarán en Ecuador?

Cardno Caminosca está comprometida con el país a cumplir los compromisos contractuales, como sucursal extranjera y crecer en Latinoamérica.

Su experiencia  

Es ingeniero civil y ha liderado la operación de Entrix INC, empresa adquirida por Cardno, de Australia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (33)
No (17)