7 de septiembre de 2015 13:52

Los países europeos anuncian medidas ante el flujo récord de migrantes

Decenas de migrantes llegan a la isla griega de Lesbos, para continuar con su ruta hacia Alemania. Ellos son, en su mayoría, de Siria. Foto: AFP

Decenas de migrantes llegan a la isla griega de Lesbos, para continuar con su ruta hacia Alemania. Ellos son, en su mayoría, de Siria. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

Alemania anunció el lunes que iba a destinar 6 000 millones de euros (USD 6 702 millones al cambio actual) para hacer frente al masivo flujo de migrantes y Francia se comprometió a acoger a 24 000 refugiados, en una Europa que se esfuerza en resolver su peor crisis migratoria en décadas.

"Lo que vivimos ahora es algo que nos seguirá ocupando los próximos años, nos cambiará, y queremos que el cambio sea positivo y pensamos que podemos lograrlo", declaró la canciller alemana Angela Merkel.

Por su lado, el presidente francés François Hollande anunció que su país va a acoger a "24 000 refugiados" en los dos próximos años, del total de los 120 000 que la Comisión europea quiere realojar en Europa.

La Comisión propondrá el miércoles ante el Parlamento europeo repartir esos 120 000 refugiados en los dos próximos años. Esta propuesta se añade a la reinstalación de otros 40 000 migrantes anunciada en mayo, y que solo afectaba a los que se hallaban en Italia y Grecia.

La Comisión Europea propondrá a Francia, Alemania y España que reciban de ese total a 71 305 solicitantes de asilo llegados a los países del bloque.

La Comisión pedirá así que Alemania acoja a 31 443 de los solicitantes de asilo que llegaron a Italia, Grecia y Hungría, es decir el 26,2%, a Francia 24 931 (20%) y a España 14 931 (12,4%).

De esta forma, los tres países recibirán a la mayoría de refugiados. Sin embargo, y ello demuestra la magnitud del problema, Alemania espera recibir 800 000 solicitudes de asilo este año, cuatro veces más que el año pasado.

Por ello, Merkel apela a un "esfuerzo de la Unión Europea".

"Alemania, Austria y Suecia no pueden ser los únicos países que acojan a refugiados", insistió por su lado el vicecanciller y ministro de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel.

Hollande propuso organizar en París una conferencia internacional sobre la crisis de inmigración que vive Europa, en momentos en que varios países de Europa del este no quieren sumarse al esfuerzo conjunto.

El flujo incesante
El flujo de migrantes no deja de crecer, en especial desde que Berlín decidiera no reenviar a los sirios al país por el que entraron a Europa.

El lunes por la mañana, un primer “ tren procedente de Salzburgo (Austria), con 150 refugiados a bordo ” era esperado en Munich (sur de Alemania) , según la prensa local, que indica que “ será muy difícil hacer un pronóstico ” sobre el número de migrantes que pueden llegar.

Los medios alemanes aluden por su lado a 10 000 posibles llegadas este lunes.

Merkel aludió este lunes a un fin de semana "emocionante e impactante", en el que llegaron a Alemania unos 20 000 refugiados procedentes mayoritariamente de Siria.

Por ello la canciller se "alegró de que Alemania se haya convertido en un país que la gente asocia a la esperanza; es algo muy valioso si miramos nuestra historia".

Centenares de voluntarios se congregaron en las estaciones de tren alemanas para entregar a los refugiados agua o comida, con pancartas en las que se podía leer "Refugees welcome!" ("Refugiados bienvenidos").

También en el Mediterráneo, prosiguen las llegadas por centenares a las islas griegas del Egeo oriental, procedentes de las cercanas costas turcas.

En total, 2 600 refugiados y migrantes han sido recogidos en el mar por los guardacostas griegos entre el viernes y el lunes por la mañana, en la primera etapa hacia Europa occidental para decenas de miles de refugiados que afluyen hacia Turquía.

El primer ministro turco Ahmed Davutoglu criticó el "ridículo" número de refugiados autorizados a ingresar en la Unión Europea (UE), a la que definió como una "fortaleza cristiana", cuando Turquía acoge a más de dos millones de personas que huyen de las guerras de Siria e Irak.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)