22 de July de 2009 00:00

¡Qué miedo!

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
León Roldós

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Rafael Correa acusa que los medios de comunicación violan el art. 18 de la Constitución, que señala como responsabilidad de los medios: “Buscar, recibir, intercambiar, producir y difundir información veraz, verificada, oportuna, contextualizada, plural, sin censura previa acerca de los hechos, acontecimientos y procesos de interés general, y con responsabilidad ulterior”. Amenaza llevarlos a la Corte Constitucional para que los sancionen.  ¡Qué miedo!

¿Qué es información veraz y verificada? Según Correa, antes de publicar cualquier información, declaración u opinión, aun cuando esté plenamente identificada la fuente, el medio por su cuenta debe verificar si es inequívocamente veraz. Si la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía se demoran semanas o meses, los medios deben esperar para verificar lo que es publicable.

Para explicarse mejor, señaló que en esa falta incurriría El Telégrafo, periódico estatal, si el Presidente le ordena publicar infamias contra nuestra Directora, Guadalupe Mantilla, y ese diario cumple su orden sin verificar su veracidad.

Supuestamente la reacción presidencial es por la publicación en EL COMERCIO de declaraciones de Nilo Córdova, ex gobernador de Loja y dirigente de Alianza País, que aparecieron en otros medios.

Las infamias presidenciales son miserias humanas para dar a entender que los medios se escudan en nombres o se dejan usar por quienes asumen la responsabilidad de sus declaraciones e investigaciones, y así supuestamente publican falsedades.

‘Y el burro hablando de orejas’. Los medios no podrían publicar las prédicas sabatinas presidenciales en que se dan noticias y se hacen imputaciones sin verificar su veracidad. Quizás muchas nunca deberían publicarse por falsas y/o injuriosas.

Coca-Codo Sinclair, que supuestamente será  construida con la estatal Enarsa de Argentina, llevó a que  en  Carondelet y en presencia de la señora Kirchner, se descubra una placa. Una farsa esa asociación. Con una empresa china, a pretexto de ser estatal, quieren ajustar diseño y construcción.

La refinería El Aromo hasta ahora es solo papeles. Con la intermediación de Chávez están negociando con una empresa coreana. Los gobiernos de Kirchner y de Chávez  tendrían tajada para justificar visitas presidenciales y fanfarrias.

El contrato petrolero con Ivanhoe es una cadena de mentiras para ocultar ilícitos. La adquisición de medicamentos por el IESS: sobreprecios referenciales, falsedad en las actas de adjudicación, sustitución de textos, ajustes de precios, ilícitos evidentes, demuestran el cuento de la transparencia contractual. Lo irrenunciable es el derecho a la réplica, pero también cuando el Gobierno ofende en las prédicas sabatinas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)