19 de agosto de 2016 17:40

El microtráfico sería la causa de doble asesinato en salsoteca de Guayaquil

El hecho se suscitó la madrugada del jueves 18 de agosto, en el centro de diversión ubicado en la Calle Cacique Álvarez entre Brasil y Cuenca, en el centro sur de Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

El hecho se suscitó la madrugada del jueves 18 de agosto, en el centro de diversión ubicado en la Calle Cacique Álvarez entre Brasil y Cuenca, en el centro sur de Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

La balacera que provocó la muerte de dos personas en el interior de una salsoteca de Guayaquil se habría originado por desacuerdos entre presuntos microtraficantes por el expendio de 16 cápsulas de heroína.

Según las investigaciones de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), en el interior de dicho centro de diversión se habría celebrado una fiesta de cumpleaños, en la que todos los invitados “estaban armados y tenían antecedentes penales o se dedicaban al microtráfico”.

Eso señaló Ramiro Mantilla, director general de Operaciones de la Policía Nacional, en una rueda de prensa este viernes 19 de agosto. En dicho festejo había “alcohol y drogas”. En la salsoteca, se encontraron 11 indicios balísticos (balas y vainas) y 15 paquetes de droga.

El caso se suscitó la madrugada del jueves 18 de agosto, en el centro de diversión ubicado en la Calle Cacique Álvarez entre Brasil y Cuenca, en el centro sur de Guayaquil.

Según un agente policial, el altercado se inició alrededor de las 03:40 con una discusión entre dos miembros de una presunta red de microtráfico. La discusión subió de tonó y derivó en el cruce de balas.

En el hecho fallecieron Víctor P. y Carlos M.. El primero registra tres detenciones: dos por robo y una por tenencia de droga. Allí Gilberto T., fue herido en el antebrazo izquierdo con un arma de fuego.

“Suponemos, y de acuerdo a las versiones, que al calor de los tragos y bajo el flujo de las sustancias sicotrópicas empezaron discusiones se motivaron las muertes violentas”, señaló Mantilla.
Una vez conocido el caso, la Policía realizó siete allanamientos tanto en Guayaquil como en Quevedo (Los Ríos) para dar con el paradero de los presuntos autores del crimen.

Según Mantilla, en ese procedimiento se allanó la casa de uno de los fallecidos y se encontraron 16 cápsulas de heroína, cuyo peso ascendía a 200 gramos. “Se pretendía sacar 6 mil dosis”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)