13 de junio de 2017 17:22

Temer mantiene viajes a Rusia y Noruega pese a crisis en Brasil

Uno de los asuntos que los magistrados deben resolver antes de dictar sentencia es la validez probatoria de la confesión del grupo Odebrecht, que admitió haber financiado ilegalmente la campaña de Rousseff y Temer. Foto: Archivo

Con la misión de “vender Brasil" y atraer inversiones, el mandatario estará en Moscú el 20 y 21 de junio de 2017 y luego en Oslo, el 22 y 23. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El presidente de Brasil, Michel Temer, mantiene sus planes de viajar a Rusia y Noruega la próxima semana, pese a la crisis desatada por su presunta implicación en un escándalo de corrupción.

Con la misión de “vender Brasil" y atraer inversiones, el mandatario estará en Moscú el 20 y 21 de junio de 2017 y luego en Oslo, el 22 y 23, confirmaron a la AFP fuentes del Palacio presidencial de Planalto.

La agenda en Rusia estará enfocada en captar inversiones para el área de gas y petróleo; en Noruega se concentrará en proyectos ambientales y de energía limpia, precisaron las fuentes.

Desde el mes pasado, el Supremo Tribunal Federal (STF) investiga a Temer por corrupción, organización criminal y obstrucción a la justicia, a partir de la divulgación de una grabación en la que el presidente parece dar aval al pago de un soborno.

Se espera que el fiscal general, Rodrigo Janot, presente próximamente un pedido de denuncia formal contra él. Pero para que el STF lo analice, el procedimiento debería obtener una difícil aprobación de dos tercios de la Cámara de Diputados.

La estrategia de Temer consiste en defender la idea de que la denuncia sería “frágil” e “inconsistente” , señalaron las fuentes.

En todo caso, si la denuncia se concreta, Planalto apuesta en acelerar el trámite para despejar la indecisión y continuar con sus reformas económicas, cuya negociación en el Congreso ya le estaba dando suficiente trabajo.

El conservador Temer, que asumió el poder hace poco más de un año tras la caída de su compañera de fórmula Dilma Rousseff (PT, izquierda) , prometió sacar al gigante sudamericano de la peor recesión de su historia con una serie de ajustes.

Dos de ellos, las cruciales reformas laboral y del sistema de jubilaciones, están pendientes de aprobarse en el Congreso y analistas estiman que cuanto más se prolongue la incertidumbre sobre la situación judicial del presidente, más reducidas son las chances de que las reformas lleguen a buen puerto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)