28 de February de 2010 00:00

Mi hijo no estuvo en el bombardeo: Aisalla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Judicial

El bigote poblado de Guillermo Aisalla es cano pero similar al que tenía  su  hijo Franklin, de 37 años, antes de fallecer. Él era el que  más se parecía a su padre, de entre cuatro hermanos. “Por ese bigote dicen que lo confundieron con Julián Conrado, el cantante de las FARC, cuando su cadáver apareció en Colombia ”, refiere Guillermo Aisalla, al recordar los dos años del bombardeo colombiano a la base de las FARC, en Angostura, que se cumplen mañana. Ese hecho lo marcó: Su hijo  era uno de los 26 abatidos en la base.

Desde el umbral de su sencillo domicilio, en el populoso barrio del Comité del Pueblo, en el norte de Quito, Aisalla asegura que su hijo nunca estuvo en el campamento donde murió uno de los líderes de las FARC, Raúl Reyes. 

26 personas
es el número de bajas guerrilleras y civiles que se registró tras el bombardeo.

“Cuando repatrié el cuerpo de Franklin no se halló señales de quemaduras o desprendimientos. Solo tres  balas, disparadas a 20 centímetros de distancia, y un golpe en la cabeza, que le partió el cerebro, posiblemente propinado con la culata de un fusil”.

Su testimonio guarda relación con el informe de inspección ocular No. 2372-DCP, que realizó el departamento de Criminalística de la Policía de Pichincha, al recibir el cadáver traído de Bogotá.

Allí se dice que el cuerpo tenía una “fractura multifragmentaria ubicada en la región occipital y temporal izquierda de 6x8 cm”. También, dos heridas de forma circular en el “hemotórax lateral izquierdo” de uno y dos centímetros; y una herida contuso cortante, ubicada en la región toráxica izquierda de 5x3 cm.

“Si hubiera estado en el bombardeo su cuerpo habría quedado mutilado. Lo que creo es que lo utilizaron como chivo expiatorio para encubrir a alguien más”, refiere Guillermo Aisalla.

Los vídeos de la Operación Fénix, como se denominó al bombardeo, circulan en YouTube y dan cuenta de cómo se trasladó de Angostura a Colombia el cuerpo de Reyes, en una camilla metálica, suspendida con cables a un helicóptero militar. Pero no hay tomas del desplazamiento del cadáver de Aisalla, quien según las FF.AA. de Colombia, fue hallado en la base y confundido con Conrado.

“Él nunca habló de las FARC ni tenía amigos de la agrupación. Todos los días salía a las 08:30 de la casa hacia su taller, donde trabajaba de cerrajero, y volvía a las 18:30”, dice su padre.

Pero Inteligencia policial de Ecuador asegura que Franklin Aisalla mantenía un estrecho vínculo con la delegada internacional de las FARC en Ecuador, Nubia Calderón, quien incluso habría sido su compañera sentimental. También con Julio César Rivera, ‘El Pirata’, señalado como el supuesto infiltrado en  las FARC que dio a agentes de Inteligencia la ubicación exacta del campamento donde estaba Reyes. Según la Policía ecuatoriana, el 11 de mayo de 2007, ‘El Pirata’  fue detenido junto a Aisalla, cuando los dos merodeaban la casa del entonces ministro de Energía, Alberto Acosta.

Wellington Sandoval, ex ministro de Defensa de Ecuador, confirmó el nexo de Aisalla con Calderón y aceptó que fue investigado por Inteligencia entre  2003 y  2005. Los medios colombianos  mostraron fotografías y vídeos donde supuestamente se lo observaba junto a Calderón y a Simón Trinidad, el canciller del grupo guerrillero. Incluso hay una imagen en la que presuntamente aparece rompiendo una piñata, en un campamento, al parecer en el cumpleaños de Reyes.

Al recordarlo, el padre de Aisalla cierra los ojos y agacha su cabeza con un ademán de indignación. Está convencido de que la información fue forjada por agentes de la Policía y cree que ‘El Pirata’ es uno de los que está tras  la “campaña de descrédito”.

A su hijo se lo señaló también como el encargado de proveer documentos falsos para los guerrilleros que necesitaban ocultar su identidad en Ecuador. Para desmentirlo, en los últimos dos años su familia se ha dedicado a recabar información que espera presentarla en dos meses. 

Aisalla sostiene que si su hijo hubiera sido informante de la Policía hubiese tenido “por lo menos un carro o un terreno. Él no tenía nada, solo una cuenta en la Cooperativa Santa Lucía, con USD 120. Era un buen hijo”.

Ayer, en la iglesia del barrio Rumiñahui se oficio una misa en memoria de Franklin. “Juro que si  mi hijo hubiera estado  implicado en lo de Angostura, hubiese pedido perdón al país”, dijo su padre.

Por la muerte del ecuatoriano no hay detenidos. El jueves, el juez tercero de Garantías Penales de Sucumbíos, Francisco Revelo, se abstuvo  de enjuiciar a cuatro autoridades colombianas en el proceso que se abrió en Ecuador por el presunto asesinato.

Aisalla era el tercero de cuatro hijos y se había convirtido en “el segundo padre” de sus dos hermanas. Cubría sus gastos escolares, de vestimenta... Tras el
deceso, su padre, quien ahora tiene 67 años, tuvo que volver trabajar. Es ayudante en un vehículo de recorridos escolares. “No tengo plata para plantear un juicio en Colombia”, dice, pero confía  que Ecuador  seguirá adelante con la demanda que planteó ante la Comisión Interamericana de DD.HH.

El seguimiento de los organismos de Inteligencia a Nubia Calderón 

Septiembre de 2003. El canciller de las FARC, Rodrigo Granda, llegó a Quito y fue recibido por la delegada de las FARC.

Noviembre de 2003. Calderón se reunió con la asambleísta María Augusta Calle. Ella dijo que fue para una entrevista.

Noviembre de 2003. La mujer fue filmada por agentes de Inteligencia junto a su supuesta pareja, Franklin Aisalla.

Diciembre de 2003.  El líder de las FARC, Simón Trinidad, fue recibido en Quito por Calderón. El 2 de enero fue capturado.

Qué pasó con

Juan de Dios Parra. Aldhu

Fue candidato a diputado en Chile, pero perdió

El Estado dio por terminado el convenio de inmunidad que tenía Juan Parra. Se inició una indagación judicial por la entrega de carnés de la Aldhu a extranjeros, entre ellos a personas vinculadas con las FARC. La Asociación dejó el país y estableció su oficina central en Uruguay. 

Gustavo Larrea. Ex ministro de Seguridad Interna

Se alejó del Régimen y está dedicado a la cátedra

Luego del escándalo de los supuestos vínculos de Gustavo Larrea con miembros de las FARC, se alejó del Gobierno pero sigue en  Alianza País. Él dijo que sigue en la política pero que ya no pertenece al movimiento gobiernista. Además, se ha dedicado a la cátedra universitaria.

Lucía Morett. Sobreviviente del ataque

Tiene orden de prisión pedida por Colombia

Está en la clandestinidad porque tiene una orden de captura de Interpol.  Participó en las elecciones para ser legisladora en México, pero no logró una curul. Ecuador pidió la extradición de Morett por haber estado en el campamento de las FARC.

Ignacio Chauvín. Ex subsecretario de Gobierno

Está enjuiciado por supuesto narcotráfico

Se inició un proceso judicial en contra de Ignacio Chauvín por supuesto encubrimiento en el delito de narcotráfico, vinculado a los hermanos Ostaiza. Está en libertad, aunque el caso continúa. Está dedicado a trabajar en las actividades de la  Brigada Bolivariana, que lidera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)