17 de enero de 2017 22:50

La costa caribeña de México se estremece con nueva balacera mortal

Militares y policías resguardan la fiscalía de Quintana Roo, en Cancún, México, lugar donde se registró una balacera este martes 17 de enero del 2017. Foto: AFP

Militares y policías resguardan la fiscalía de Quintana Roo, en Cancún, México, lugar donde se registró una balacera este martes 17 de enero del 2017. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La Riviera Maya se vio sacudida el martes, 17 de enero del 2017, con un ataque a balazos contra la fiscalía que dejó tres muertos, un día después de que cinco personas murieran en un tiroteo a un bar en la vecina Playa del Carmen.

Uno de los “agresores” y dos personas “que pertenecen a la fiscalía general del estado” murieron en el tiroteo que repelieron efectivos del contiguo centro de operaciones de la policía estatal, dijo en un mensaje difundido en Twitter el secretario de Seguridad Pública regional, Rodolfo del Ángel.

La balacera causó pánico la ciudad costeña del Caribe mexicano, un día después de que tres extranjeros y dos mexicanos murieran en el tiroteo del bar 'Blue Parrot' de Playa del Carmen, donde se celebraba la clausura de un festival de música electrónica.

Los tiroteos rompieron la paz en una región que es popular entre turistas estadounidenses, canadienses y europeos y que había mantenido a raya la violencia que ha generado el narcotráfico en otros puntos del país.

“Se activó el código rojo”, que consiste en un protocolo de seguridad en el que participan las fuerzas castrenses, las policías federal y estatal, así como el servicio de inteligencia mexicano, añadió Ángel.

“Cancún se encuentra bien”, dijo no obstante el funcionario.

El ataque se perpetró hacia las 21:00 GMT del martes. El edificio de la fiscalía se encuentra a unos 7 km de la zona hotelera de Cancún, uno de los principales destinos turísticos de México.

Medios locales reportaron que en los accesos a la zona hotelera, integrada por varias cadenas de alta gama, se instalaron unos tres retenes.

La embajada de Estados Unidos pidió a sus ciudadanos a seguir las instrucciones de las autoridades “antes de salir” de sus hoteles.

“El ataque a la Fiscalía del Estado es inaceptable. Solicitamos calma a la población”, dijo en Twitter Remberto Estrada, alcalde del municipio de Benito Juárez, al que pertenece Cancún, en tanto aseguró que se aplicaron “estrictos protocolos de seguridad para controlar la situación y detener a los responsables”.


'Nunca nada como esto'

En fotografías captadas por la AFP se observa a militares y policías resguardando la fiscalía de Quintana Roo, y en videos difundidos por la cadena Televisa se escuchan ráfagas de balas.

El fiscal del estado de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech, que investiga el tiroteo de Playa del Carmen, no se encontraba en la fiscalía en el momento de la agresión, dijo a la AFP Adriana Mezquita, directora de Comunicación Social del municipio de Benito Juárez.

Los trabajadores del Palacio Municipal fueron evacuados “por seguridad”, añadió Mezquita.

Sandra Ramírez, una empleada doméstica de 33 años que vive cerca de la fiscalía dijo a la AFP vía telefónica que desde su casa alcanzó a escuchar “balazos” y “explosiones”. Cuando notó que “muchos comercios” cerraron y que las calles se habían vaciado, decidió posponer sus actividades fuera de su hogar.

“Habían pasado cosas, que aparecía un muerto por aquí o allá, pero nunca nada como esto”, prosiguió Ramírez.

El gerente de una tienda de la Plaza las Américas, la mayor de la ciudad, relató a la AFP bajo anonimato, que escuchó disparos en el interior del centro comercial, situado donde inicia la zona hotelera, por lo que la gente empezó a buscar refugio dentro del resto de los establecimientos que comenzaron a bajaron sus cortinas.

“Después vinieron militares que acordonaron la zona y se empezó a desalojar a la gente. Nos explicó que los disparos fueron parte de una persecución” de alguno de los atacantes a la fiscalía.

En la investigación del tiroteo de Playa del Carmen, la principal línea de investigación es un posible ajuste cuentas entre narcotraficantes, dijo este martes el fiscal Pech.

Pero las autoridades manejan otras hipótesis: la posibilidad de que el ataque tuviera como objetivo único “la ejecución” de la primera víctima; que el atacante buscara algo dentro del local; que los narcotraficantes “no llegaron a un acuerdo” sobre alguna extorsión; y la posibilidad de que se impidiera la venta de drogas en la discoteca a algún grupo de criminales.

Las pesquisas de la fiscalía arrancaron con un video que capta la sucesión de los hechos en los que se observa que un hombre llega al bar y dispara directamente en cinco ocasiones contra uno de los dos mexicanos que murieron.

Cuatro personas han sido detenidas por ese tiroteo, entre ellas un taxista que la fiscalía identificó como exagente de la policía municipal con antecedes por extorsión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)