6 de December de 2009 00:00

México, el país más peligroso de la región para la prensa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Universal, México, GDA 

‘México  es el país más peligroso del hemisferio para ejercer el periodismo hoy en día”. Así de contundente se mostró Gonzalo Marroquín, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, durante la presentación del informe sobre México en la 64 Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El encuentro se realizó en Buenos Aires, Argentina, en octubre.

Y las cifras así lo demuestran. Nueve periodistas fueron asesinados en lo que va del año y 55 desde el 2000.

Adicionalmente, los reportes de los representantes de los gremios periodísticos y de los medios de México confirman las dificultades para la prensa. Juan Fernando Healy, directivo de grupo Periódicos Healy, puso el dedo en la llaga. “Las agresiones e intimidaciones contra comunicadores y medios de comunicación continúan” y “la falta de resultados en investigaciones de crímenes y atentados contra periodistas y medios de comunicación evidencia una ausencia de voluntad de los gobiernos estatales y federal para resolverlos”, dijo.

Gonzalo Leaño, director del diario Ocho Columnas de Guadalajara, fue más allá al asegurar que “en México estamos sufriendo lo que nunca habíamos sufrido y lo que nunca habíamos pensando que íbamos a sufrir.

“Los narcotraficantes pretenden atemorizarnos para que los periódicos no publiquemos informaciones sobre el crimen organizado”, denunció Leaño. “Si los medios no nos unimos, esto puede alcanzar proporciones inimaginables”, advirtió.

Sobre la falta de los resultados en las investigaciones, Healy dijo que “el caso más representativo es el del periodista Alfredo Jiménez Mota del periódico El Imparcial, quien permanece desaparecido desde el 2 de abril de 2005”.

Otro de los obstáculos que no se han eliminado es la distribución arbitraria de la publicidad oficial frecuentemente utilizada por los gobiernos locales y estatales como herramienta de presión y control. Esta se asigna como premio o castigo del gobernante en turno -denunció Healy-. Un caso emblemático de este problema lo representa el periódico AM de León, que ha sufrido un boicot publicitario por parte del Gobierno del estado por las críticas contra la actividad gubernamental estatal”, reseñó.

En la misma línea, la comisionada presidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), Jacqueline Peschard se mostró tajante con el tema de la libertad de expresión en México. Aseguró que “está doblemente amenazada” una por el Estado y otra por el narcotráfico y el crimen organizado.
Aseveró, además,  que actualmente en México  la labor de los periodistas está en riesgo y hasta amenazada con su vida, por un Estado que limita aspectos de la libertad de expresión y por un narcotráfico que no quiere que se investigue sobre su actividad.

Peschard revela que los periodistas, “se encuentran dentro de una pinza, por un lado un Estado que quiere limitar ciertos aspectos de la libertad de expresión bajo el supuesto y razonamiento de que quieren garantizar el trabajo de persecución del delito del crimen organizado”.

“Y por otro lado, también, se encuentran amenazados en el ejercicio de libertad de expresión por los propios grupos del crimen organizado que tampoco quieren que los periodistas investiguen y ejerzan la libertad de expresión frente a lo que hacen estos grupos de crimen organizado”, asevera.

Por su lado, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), con sede en París, deploró que México exhibe  un registro  penoso. 55 periodistas asesinados y ocho desaparecidos desde el 2000. Esas cifras, a juicio deRSF, convierten a México es el país más peligroso del continente americano para la libertad de prensa.

RSF, asimismo,  denunció  la pasividad, la negligencia y la neutralización mutua de instituciones dedicadas a la defensa de la libertad de prensa, lo que contribuye a “la perpetuación del calvario de la prensa mexicana”.

 La impunidad de los ataques a la prensa también fueron criticados por el Instituto Internacional de la Prensa (IPI). 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)