26 de mayo de 2015 12:33

México: sigue la búsqueda de bebé separado de sus padres por tornado

Los residentes locales inspeccionan el 26 de mayo de 2015, el daño sufrido por sus hogares cuando un tornado pasó por la ciudad de Acuña, en México . Foto: AFP

Los residentes locales inspeccionan el 26 de mayo de 2015 el daño sufrido por sus hogares cuando un tornado pasó por la ciudad de Acuña, en México . Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

Autoridades mexicanas siguen este martes 26 de mayo del 2015 en la búsqueda de un bebé que fue arrancado de los brazos de sus padres por el poderoso tornado que azotó el lunes la fronteriza Ciudad Acuña (noreste), que también causó 13 muertos, dijeron autoridades.

“Hasta el momento en Acuña, Coahuila, la cifra de personas fallecidas continúa en 13 y un menor desaparecido, seguimos trabajando”, dijo en su cuenta de Twitter Luis Felipe Puente, director de Protección Civil del gobierno federal, antes de iniciar un recorrido por la zona afectada junto al presidente Enrique Peña Nieto.

“El desaparecido es un bebé”, dijo a la AFP Francisco Martínez, director de Protección Civil del estado de Coahuila. De los 13 muertos, 10 son adultos y el resto menores.

El tornado sorprendió a los pobladores de zonas pobres de Ciudad Acuña, una localidad de 136 000 habitantes, la mañana del lunes haciendo volar por los aires camiones, postes completos de luz, y automóviles que quedaron postrados sobre los techos de pequeñas casas financiadas por el servicio social mexicano.

El paso del fenómeno climático duró apenas 6 segundos pero bastó para causar lesiones a 286 personas, de las cuales 44 fueron hospitalizadas, detalló Martínez en entrevista telefónica.

“Hay 750 viviendas afectadas, pero será este martes cuando sepamos el grado de afectación”, prosiguió el funcionario.

Ante la tragedia, el departamento de Protección Civil estatal habilitó ocho refugios temporales, pero sólo 48 personas están durmiendo en ellos.

“La mayoría de la gente afectada recurrió a sus familiares. El resto de la gente sólo acude a los refugios para comer”, apuntó Martínez.

El tornado azotó al menos siete barrios de la ciudad con una velocidad de 270 a 300 km/h, generado por el efecto de la combinación de un frente frío y una masa de aire caliente proveniente del océano Atlántico.

La mayoría de esos barrios están habitados por obreros que trabajan en maquiladoras (fábricas manufactureras), comentó a la AFP José Manuel Rodríguez, gerente del hotel La Finca
.
“El tornado pasó desafortunadamente por la zona más pobre de Acuña. Toda esa gente trabaja en las maquiladoras, y viven en casitas (...) muy frágiles, aquí les llamamos 'huevos de chorizo' porque apenas cabe la camita, una salita. Están construidas con materiales muy baratos, son casas muy endebles”, expuso el ejecutivo.

Rodríguez aseguró que el tornado no afectó a la zona hotelera de Ciudad Acuña, vecina de la estadounidense Del Río (Texas, sur).

Del lado estadounidense, lluvias que acompañaron al tornado se extendieron el lunes a Texas y Oklahoma, donde al menos tres personas murieron por inundaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)