16 de October de 2014 21:38

Metro sin plazos ni formas de financiar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 111
Triste 7
Indiferente 7
Sorprendido 6
Contento 0
Richard Cortez. Editor (I)
quito@elcomercio.com

Con un refrán, el edil Jorge Albán (País) se dirigió a sus compañeros para decirles que, en el proceso de construcción del metro, las cosas hay que hacerlas sin apuros, pero con seguridad. “Vísteme despacio que voy de prisa”.

Al terminar esa alocución, el concejal Marco Ponce (SUMA) pidió la palabra al alcalde Mauricio Rodas. Lo hizo en la sesión de ayer que conoció, en su punto 6, el estado del estudio de las propuestas presentadas para la construcción del metro. Mauricio Anderson, gerente de la Empresa Pública Metro de Quito, rindió ese informe.

Ponce puso el contexto de esa cita al contar que Napoleón la pronunció a su valet, antes de salir al campo de batalla... luego perdió la lid de Waterloo. Esto causó más de una risa en la sala de sesiones del Municipio.

El edil no dejó de mencionar por varias ocasiones la importancia que tiene este sistema de transporte para la movilidad de la ciudad; además que se debe ser realistas en procesos, tiempos, costos y financiamiento.

Estas cuatro variables aún no están definidas en su real magnitud ni, por lo menos, claras para los concejales. La cláusula de confidencialidad que se exige para estos procesos es una barrera que impide, por ejemplo, conocer/divulgar con detalle el costo de cada rubro. Eso aclaró el gerente Anderson.

Por el lado de A. País, Carlos Pérez y Jorge Albán centraron sus intervenciones e interrogantes en que se ratifique que no hay estudio técnico que sustente un posible costo final del metro que esté entre 3 000 y 4 000 millones de dólares. O que la operación tendrá millonarios subsidios.

Infografía: Las fases de construcción del Metro de Quito

Albán precisó que si bien la diferencia de 500 millones que tiene la oferta más baja presentada por los oferentes es importante, con “creatividad” se la puede alcanzar. Lo hizo en alusión al alcalde Rodas.

Destacaron que es un proyecto viable y necesario para Quito, por las condiciones actuales del transporte. Pero no mencionaron mecanismos para financiar esa diferencia.

Luego de la sesión, el concejal Mario Guayasamín se refirió al tema. Habló de que el Municipio puede vender bienes improductivos y ajustarse en algunos programas, para “alcanzar un monto y con este poder decir al Gobierno... esto me falta. Pero, que se vea que hay decisión de hacerlo”.

Pese a esta posición, no hubo una referencia a que sería el bloque de País el que gestionaría un acercamiento con el presidente Correa.

Igual en los pasillos del Municipio, Antonio Ricaurte (Vive) dijo que el Municipio no puede asumir más deudas y que el Gobierno ha dado lo suyo, por lo tanto es inviable.

En este punto, el alcalde Mauricio Rodas, sin profundizar, mencionó que se está conversando con los organismos multilaterales (que financian la obra) y el Gobierno.

Lo que quedó claro, de las palabras de Mauricio Anderson, es que falta un camino por recorrer hasta que se seleccione al ganador. Son 33 072 fojas en estudio. Han pasado tres meses y el proceso va por la mitad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)