24 de enero de 2018 13:49

Metro de Quito ratifica que no habrá baños en las estaciones subterráneas

El diseño de las paradas del Metro de Quito no contempla que las infraestructuras cuenten con baterías sanitarias públicas, excepto en las estaciones del norte y sur de la ciudad. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El diseño de las paradas subterráneas del Metro de Quito no contempla baterías sanitarias públicas. Solo habrá baños en cuatro estaciones multimodales, a nivel de superficie. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 64
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 41
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (Epmmq) ratificó este miércoles 24 de enero del 2018 que no se instalarán baterías sanitarias en las estaciones de la línea del servicio de transporte en la ciudad.

En un comunicado, de cinco puntos, la Epmmq sostuvo que el diseño del Metro se basa en “estándares internacionales” que no contemplan la instalación de baños públicos dentro de estaciones subterráneas, porque están concebidas como un sitio de tránsito rápido, donde los pasajeros permanecerán un máximo de cinco minutos.

Así mismo, la entidad sostiene que en la línea del Metro, que recorrerá 22 kilómetros entre Quitumbe, en el sur, y El Labrador, en el norte, el sistema de transporte se conectará con cuatro estaciones multimodales (paradas que se conectan con otros sistemas de transporte como el Trole y la Ecovía): en Quitumbe, La Madgalena, El Recreo y El Labrador, “en donde sí existirán facilidades sanitarias públicas en superficie”.

Sin embargo, la Empresa de Transporte de Pasajeros reconoció que los pasajeros del Metro de Quito tendrán que ingresar a las estaciones de la Ecovía o Trolebús para usar esos baños.

Según Metro de Quito, las estaciones subterráneas se definieron a partir de los resultados del estudio de movilidad del 2012. Allí se determinó que las paradas con mayor afluencia de gente serían La Carolina, El Ejido y La Alameda, aparte de las estaciones multimodales.

Según Metro de Quito, las baterías sanitarias que actualmente están habilitadas en los parques donde estarán esas tres estaciones (La Carolina, El Ejido y La Alameda) podrán ser utilizadas por los pasajeros del nuevo sistema de transporte, en caso de requerirlas.

El Metro de Quito, que tiene una inversión de USD 2 009 millones, contará con 15 estaciones. Está previsto que su operación, en su línea única Quitumbe-El Labrador, empiece a operar en el 2019. 

A continuación el comunicado de la Epmmq:

“La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (Epmmq), en cumplimiento del propósito de informar y educar a la ciudadanía sobre el funcionamiento y uso de un sistema de transporte inédito para los quiteños, da a conocer las razones que explican la ausencia de baterías sanitarias en las estaciones del Metro de Quito:

1. El diseño del Metro de Quito corresponde a estándares internacionales que no contemplan la instalación de baños públicos dentro de estaciones subterráneas, porque están concebidas y planificadas como un sitio de tránsito rápido, en donde los pasajeros permanecerán un máximo de 5 minutos, tomando en cuenta que cada tardará en llegar a cada estación entre 3 a 5 minutos. La concepción de una estación subterránea de Metro es distinta a la de una estación central de buses o un aeropuerto, en donde los tiempos de espera sí son prolongados.

2. La planificación de la Línea 1 del Metro de Quito incluye estaciones multimodales (estaciones que se une a los otros sistemas de trasporte de la ciudad) en Quitumbe, Magdalena, El Recreo y El Labrador, en donde sí existen facilidades sanitarias públicas en superficie, no dentro de la estación subterránea del Metro.

3. Dentro de esa misma planificación y en base a los estudios de movilidad de la ciudad, se previó que las estaciones de mayor afluencia, como La Carolina, El Ejido, La Alameda, son zonas que cuentan ya con baños públicos en superficie, como parte del equipamiento sanitario de la ciudad.

4. La instalación de baterías sanitarias en estaciones subterráneas de trasporte, de conformidad a estándares internacionales, implica riesgos de seguridad que se deben evitar; asaltos, robos, violaciones, actos vandálicos o terroristas.

5. La mayoría de metros del mundo no cuentan con instalaciones sanitarias en sus paradas. Como ejemplos, Metro Santiago (en la región), y metro Madrid (a nivel europeo) no cuentan con baños en sus paradas. El Metro de New York hoy en día tampoco tiene baños en sus estaciones; el metro de esa ciudad comenzó a cerrar las instalaciones sanitarias de su sistema subterráneo de transporte como una medida de seguridad”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (4)