18 de octubre de 2015 11:37

 Merkel dice que para frenar la llegada de refugiados hay que ayudar a Turquía

La canciller alemana Angela Merkel junto al presidente de Turquía,  Recep Tayyip Erdogan. Foto: AFP

La canciller alemana Angela Merkel junto al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, opinó hoy, 18 de octubre de 2015, que para reducir la llegada de refugiados sirios a Europa no sólo hay que ayudar económicamente a Turquía, para que se haga cargo de ellos, sino también hallar vías de traslado legal hacia la UE y acelerar el proceso de adhesión turca a la Unión Europea.

Merkel dibujó este panorama en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, con el que se reunió hoy en Estambul para conversar sobre cómo la Unión Europea y Turquía pueden colaborar en este asunto.

"La migración ilegal no es una solución. Un país en solitario no puede asumir la emigración o la huida de gente en dificultades. Debemos tener una migración regulada y coordinada y debemos ver formas de apoyar a Turquía y para posibilitar una migración regulada hacia la Unión Europea", subrayó.

Esta migración ordenada debe acordarse "entre Gobiernos, y no pagando a los traficantes el dinero que podríamos necesitar para dar educación a los hijos de los refugiados o darles acceso a la salud", agregó la mandataria alemana.

"Hay que dar más legalidad a un proceso que ahora es demasiado ilegal", opinó la jefa del Gobierno alemán.

Respecto al plan de la UE de otorgar a Ankara 3 000 millones de euros para atender a los refugiados, Merkel admitió que esta suma no saldría de los fondos que la Unión ya ha asignado a ese país.

"Turquía quiere dinero aparte, yo lo entiendo, entendemos que es dinero añadido (a las partidas de adhesión comunitaria) y así lo hablaremos", confirmó.

Otro punto que se negocia con Ankara es la liberalización del visado para ciudadanos turcos, una cuestión que lleva años asociada al compromiso de Turquía de aceptar la devolución de inmigrantes indocumentados.

Un acuerdo con Turquía en materia de refugiados también incluiría la apertura de nuevos capítulos en su proceso de adhesión a la UE, algo que Merkel aseguró que se debe acelerar en este marco de la crisis humanitaria.

Corroboró así la postura de Davutoglu, quien señaló que "de las crisis surgen nuevas visiones" y expresó su esperanza de que "se reaviven las relaciones un tanto congeladas y se recupere el proceso de adhesión" a la UE.

La canciller propuso abrir los capítulos 17, 23 y 24 del proceso, referidos a la política financiera, la justicia y las libertades fundamentales.

"Los demás capítulos pueden seguir después. Necesitamos el acuerdo de todos, pero vamos a defender esta postura ante Chipre", prometió Merkel, en referencia a la posibilidad de que cualquier miembro de la UE bloquee las negociaciones.

Chipre ha usado su capacidad de veto por su contencioso con Turquía sobre la parte norte de la isla, pero Merkel recordó que actualmente hay nuevas negociaciones en marcha en este conflicto que deseó sean "exitosas".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)