11 de octubre de 2017 00:00

Mercado saturado y contrabando afectan el precio del arroz

Mario Fautos / el comercio La vía Durán-Yaguachi permaneció cerrada ayer por la protesta de arroceros.

La vía Durán-Yaguachi permaneció cerrada ayer por la protesta de arroceros. Foto: Mario Fautos / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Los productores de arroz reclaman por los bajos precios. El martes, 10 de octubre del 2o17, bloquearon las principales carreteras de cantones arroceros de la provincia del Guayas con el fin de llamar la atención de las autoridades.

Actualmente el precio mínimo de sustentación de la saca de arroz de 200 libras –con 20% de humedad y 5% de impurezas- está en USD 35,50. Pero, los agricultores aseguran que empresas privadas y piladoras pagan entre USD 18 y 26. Esos valores, dicen, no alcanzan para cubrir los costos de producción, que estiman en USD 30 por cada saca.

Actualmente existen en el país unos 70 000 agricultores, en su mayoría pequeños que se dedican a la producción arrocera, de acuerdo con estadísticas de la Cámara de Agricultura Zona II, quienes dicen estar trabajando a pérdida.

Según las cifras oficiales del Sistema de Información Nacional del Ministerio de Agricultura, la productividad fue de 4,78 toneladas por hectárea cosechada en el 2016, menor al 2015, cuando fue de 5,21.

Los productores reclaman que la entrada de arroz de contrabando desde Perú ha restado mercado al producto nacional. Un quintal de arroz peruano se vende en USD 25.

El presidente de la Cámara de Agricultura Zona II, Kléber Sigüenza, señaló que es necesario que las subvenciones del Estado se enfoquen en los pequeños productores, cuya estructura productiva es de altos costos de insumos, bienes y servicios frente a una baja productividad. Añadió que este sector no está correctamente tecnificado.

Además, solicitaron que la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) cancele al contado las compras a los pequeños productores. Hoy es a plazos. Aseguró que un mecanismo que ayudará a estos agricultores es que les compren un volumen de al menos 50 000 toneladas y de contado.

Los industriales arroceros sostienen que el mercado está inestable desde el 2016. Uno de los motivos es la entrada ilegal de arroz peruano, además de una recuperación de la productividad en este año, lo que aumenta la oferta.

Según Javier Chon, presidente de la Corporación de Industriales Arroceros del Ecuador, hay que analizar bien la problemática, porque se termina satanizando a la industria como si se aprovechara de los productores.

El problema principal, dijo, es el contrabando que inició en el año 2016. Calcula que han ingresado unas 80 000 toneladas desde Perú.

El directivo añade que este año se registra una recuperación de la productividad, ya que en la cosecha de invierno se pasó de 2,8 toneladas por hectárea el año pasado a 3,5 en el 2017. Y en verano se pasó de 5 a 5,5 toneladas por hectárea en los mismos períodos.
Según Chon, el contrabando incrementó los inventarios que normalmente en la época de abril (invierno) siempre arrancan con 50 000 y hasta 60 000 toneladas.

“Pero este año arrancamos con 120 000 toneladas. Además, la UNA no está comprando. El mayorista no compra producto cuando siente estas inestabilidades y eso empuja el precio a la baja”.

Esos temas se trataron en una reunión de cerca de cuatro horas entre los dirigentes del sector arrocero y las autoridades. En el Ministerio Zonal, en Guayaquil, el diálogo se desarrolló entre las 09:00 y pasada las 13:00.

Estuvieron la ministra de Agricultura y Ganadería, Vanessa Cordero; el gerente de BanEcuador, Rubén Flores; la gerenta de la UNA, María Paula Christiansen; y, el gobernador del Guayas, José Francisco Cevallos; entre otros.

Al finalizar la reunión, los agricultores señalaron que el Gobierno les había pedido “paciencia”. Sin embargo, dijeron que mantendrán las medidas de protesta.

El martes, las vías de acceso a cantones arroceros se mantuvieron cerradas mientras duró el encuentro en Guayaquil.

Martín Ávila, uno de los coordinadores del sector Costa, asistió al encuentro y afirmó que registra pérdidas en sus cultivos. Solicita que el MAG ejerza su papel como ente regulador de los permisos de compra de las piladoras y empresas privadas.

La Ministra aseguró que se realizan operativos con los ministerios de Defensa y del Interior, el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) y el Servicio de Rentas Internas (SRI) para combatir el ingreso ilegal del producto por las fronteras.

Fabián Ronquillo, subdirector de Operaciones del Senae, dijo que se han incautado 20 000 quintales de arroz de contrabando en los últimos meses, en las provincias de El Oro y Loja, y detenido a cuatro personas y 100 vehículos.

La superficie cosechada de arroz cerró el año pasado con 357 000 hectáreas, según información disponible en la página web del Ministerio de Agricultura.

Entre las provincias del Litoral que registraron el año pasado los mayores índices de productividad están Manabí, Guayas, Los Ríos y El Oro.

En contexto

Los productores arroceros reclaman que se cumpla el pago del precio de sustentación de USD 35,50 por la saca de 200 libras de arroz en cáscara. El producto de contrabando peruano ha saturado el mercado. Los industriales dicen que aumentó la producción.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)