19 de agosto de 2017 00:00

Mercado de autos usados en el país da signos de recuperación

La feria de Ambato se encuentra en la vía que conduce a la parroquia Picaihua. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

La feria de Ambato se encuentra en la vía que conduce a la parroquia Picaihua. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 7
Redacción Negocios

Las ventas de vehículos usados empezaron a mejorar entre febrero y junio del 2017. Representantes de concesionarios, patios automotores y portales en línea coinciden en que la demanda ha aumentado en un 15% en comparación con el mismo período del 2016.

En Autocor, ubicado en el norte de Quito, los vehículos se amontonan en el patio, mientras posibles compradores ingresan constantemente a preguntar el precio de los diferentes modelos.

Entre los más buscados están el Kia Río 2014, que se puede conseguir en USD 16 500, un Kia Sportage del mismo año en 26 000, un Aveo Activo del 2011 desde 10 500 y un Hyundai LX 2014 en 26 000.

Luis Coronel, gerente comercial de Autocor, cuenta que aunque los precios de los vehículos usados han disminuido desde inicios de año, las ventas de estas unidades empezaron a repuntar en el segundo semestre del 2017 y espera que se mantenga.

La apertura de cupos de importación causó una baja en el precio de los vehículos cero kilómetros, que influyó para que existan más transacciones de los usados.

“Mientras haya más ventas de nuevos, habrá más rotación de los usados porque la gente los vende para comprar uno nuevo”, dice Juan Esteban Sáenz, gerente del portal Patiotuerca.

Para Sáenz, el 2016 fue uno de “los peores años”. Se registró un piso muy bajo con cerca de 63 000 unidades vendidas. Durante este año se han vendido alrededor de 59 000 nuevos y se estima que se llegará a cerca de las 80 000 unidades.

En el caso de los automotores usados, según Sáenz, se estima que por cada nuevo, se venden tres seminuevos.

Entre las marcas que más se ofertan en el portal están los modelos Chevrolet, seguidos por Hyundai, Ford, Toyota y Kia. Los precios varían y dependen del año del vehículo, pero el promedio está en USD 20 000.

Pierre Janineh, jefe de producto del portal 1001carros.com, coincide en que las ventas de seminuevos han aumentado. Su esperanza es igualar la situación del 2015 , cuando en este sitio en línea se vendieron 1 400 unidades. En el 2016 tuvieron una caída del 20% y en lo que va del año han vendido 700 unidades.

Para Janineh, otro factor que ha influido en la recuperación del mercado es la apertura de líneas de crédito de las entidades financieras, lo que ofrece más facilidades para adquirir un usado.

En 1001carros.com existen varios tipos de financiamiento. En algunos casos se permite completar los pagos en 48 meses. La modalidad más utilizada por los compradores es el pago al contado.

El tiempo que tarda una unidad en venderse es otra muestra de la mejoría del mercado. Janineh sostiene que, en promedio, pasan 30 días desde que el vehículo entra al patio hasta que se vende. En el 2016, hubo unidades que tardaron 75 días en despacharse.

Por otro lado, la situación en las ferias de vehículos del país no es tan alentadora.

Según un informe emitido por la Asociación de Comerciantes de Autos Usados de Tungurahua, antes de la crisis económica que se inició a finales del 2015, se comercializaban 500 autos semanales, en la actualidad bajó a 200, es decir, se redujo en un 60%.

“Entre mayo y junio el mercado de autos usados mejoró, pensábamos que se recuperaría pero nuevamente decayeron las ventas en julio y agosto”, explicó Alfonso López, presidente de la organización que agrupa a más de 800 comerciantes que tienen autorización del Sistema de Rentas Internas (SRI).

Las ventas se realizan en los tres kilómetros de la vía que conduce a la parroquia Picaihua, en la capital de Tungurahua. A lo largo de la carretera, se exhiben los lunes y martes al menos
3 000 autos de todas las marcas, modelos y colores. Las marcas Chevrolet, Hyundai, Mazda, Nissan, Toyota y Renault son las que más demanda tienen en la feria.

López indicó que otros motivos que explican la caída de ventas son las ventajas que ofrecen las concesionarias a sus clientes, contrario a lo que sucede en las ferias, donde las ventas son al contado y en ocasiones se cambia un modelo por otro. “No se puede dar facilidades como lo hacen los patios de vehículos”, asegura López. También, la llegada de marcas chinas afectó a este sector por su bajo precio.

En esta feria, entre las más grandes del país, un vehículo Hyundai del 2009 está valorado en USD 17 500; un Chevrolet Aveo 2008, en 9 800; un Volkswagen Gol 2011, en 7 500; y un Renault Twingo 2008, en 5 500. Norma Guerrero, dirigente de la Asociación, contó que antes se comercializaba hasta seis carros al mes, en la actualidad, unos dos vehículos al mes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (2)