17 de December de 2009 00:00

Menos emigrantes arriban por la crisis en esta Navidad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca
cuenca@elcomercio.com

Navidad y fin de año  atraen a menos emigrantes al Austro. No existen  cifras oficiales, sin embargo,  en Movilidad Humana de la Pastoral Social de Cuenca se estima  que llegan menos compatriotas en esta temporada a la región.

Eso se refleja en el aeropuerto Mariscal Lamar de Cuenca. En  diciembres anteriores esta terminal aérea estaba llena de parientes de emigrantes azuayos y cañarenses, que  arribaban desde EE.UU.  y Europa.

Ahora es diferente y hay pocos   familiares esperando. El pasado lunes, por ejemplo, solo arribaron Nancy Pani, de 20 años, con su hijo Andrés (4 meses). También las hermanas Liliana (30 años) y Lorena Auquilla, (24) y  Fausto Carpio (39), todos procedentes de EE.UU.

Carpio llegó  tras 18 años  de haber emigrado y cuando vio a su madre Rosa Riera (75) se abrazaron y lloraron. Él legalizó su permanencia en Estados Unidos hace dos meses.

A este  encuentro también fue la emigrante Margarita Vélez, de 35 años, quien es prima de Carpio. Ella  llegó desde Estados Unidos dos días antes  con su esposo y sus dos  hijas.

Ella retorna al país cada dos años y  para esta ocasión  tuvo que  limitarse económicamente para financiar el viaje. “Veníamos con ocho maletas y ahora traje seis. No hubo regalos para todos, pero ellos (familia) comprenden que lo importante es disfrutar y compartir el tiempo juntos”.

La lojana Liliana Auquilla es ingeniera de sistemas y  labora en  Nueva York. Hace un año permaneció por vacaciones un mes en el Ecuador, ahora estará  20 días. “Quienes tenemos un empleo seguro enfrentamos en parte la crisis y podemos viajar”.

Según ella, el resto de emigrantes ecuatorianos no tiene la misma posibilidad este año por la crisis económica.

De acuerdo con  datos de la Dirección Nacional de Migración, en 2008 ingresaron 763 023 compatriotas al país. En lo que va de este año llegaron  752 887.

Franklin Ortiz, de Movilidad Humana de Cuenca, comprobó que llegan menos emigrantes en esta temporada en relación con  años pasados. “En las zonas rurales se ven pocos”. 

Según  el sacerdote  Fernando Vega, de la Senami Azuay,  el peso más fuerte en la crisis económica mundial lo soportan los emigrantes que no  legalizan su estadía en los países receptores   y quienes  estuvieron o están  sin trabajo. “No tienen dinero ni para enviar  regalos”.

Jaime Tapia, de 49 años, llegó el 8 de este mes desde  Queens hasta su natal Biblián, en Cañar. El año anterior trajo seis maletas, se quedó  dos meses y gastó unos USD 20 000. “Ahora se  redujo a la mitad”. La causa es la crisis económica en Estados Unidos.

La menor presencia de emigrantes genera otros problemas.  Según Bolívar Quinduisaca, presidente del Club San Andrés, en noviembre pasado para las fiestas de San Andrés solo llegaron ocho emigrantes y antes eran más.  En el área rural, los emigrantes  financiaban  fiestas, pases del Niño, matrimonios,  bautizos...

Lourdes Pérez, presidenta de la Asociación de familiares de emigrantes  13 de Agosto, recordó que  para esta época  se programaban bautizos y matrimonios, y el emigrante era el compadre preferido porque cubría los gastos.

Jorge Torres, presidente  de la Junta Parroquial de Checa, lo ratifica. Cree  que al mes un emigrante gasta más de USD 5 000   en el país  en viajes, comida, fiestas...,   sin contar con  los regalos.


Un plan de seguridad para los viajeros se ejecuta en Guayaquil    

Redacción Guayaquil

Jaime Prieto transitaba  con seguridad, a las 21:40, el miércoles pasado en el aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo, de Guayaquil.

Esperaba a     un familiar que tenía previsto llegar desde Europa, a eso de la medianoche. No le preocupaba la hora de la llegada de su pariente porque ya tenía asegurada la custodia de su traslado hasta La Floresta, en el  sur de la ciudad.

Él pidió que le incluyan en el operativo Retorno Seguro, que puso en ejecución la Policía desde el inicio de este  mes en esta ciudad.

La medida busca evitar los asaltos a los viajeros luego de que abandonan las instalaciones de la terminal aérea, como ha ocurrido en años anteriores.   

“Es una buena iniciativa, más que nada para precautelar la seguridad física y de los bienes de los viajeros que llegan con muchas maletas y regalos para la familia por las festividades navideñas y de fin de año...”, dijo Prieto.

Juan Ruales, jefe del Comando Guayas, destacó el desarrollo de este operativo policial y los objetivos que persigue.

“Las unidades policiales dan custodia a los ecuatorianos que regresan al país y a los extranjeros, para evitar que sean asaltados como ocurría en años anteriores”, expresó Ruales.  

El operativo se lo efectúa con cinco patrulleros y 16 agentes, debidamente  uniformados, durante las 24 horas del día. Además, agentes de civil recorren el aeropuerto y monitorean las actividades desde una cabina de control del sistema de circuito cerrado de televisión del lugar.

“Hacemos recorridos por las instalaciones y le ofrecemos el servicio a los viajeros. Unos lo aceptan, pero otros no...”, contó Juan Carlos Aguirre, encargado de este operativo policial. 

Él es  capitán  y es uno de los 250 hombres y mujeres que llegaron, hace dos semanas a esta ciudad, para realizar el curso de ascenso al grado superior. Su calificación dependerá de los resultados que obtenga en su zona de control.

El oficial señaló que el lapso de mayor demanda para la  custodia está entre   las 20:30 y las 04:00. A esa hora arriban los vuelos intercontinentales que suelen llegar retrasados.

Aseguró que cuando la demanda es superior al número de vehículos y personal del que dispone, forma caravanas, dependiendo de las zonas de la ciudad a donde haya que acudir.

“Nos ayudamos con las unidades de las zonas a donde van los viajeros, haciendo relevos con nuestros compañeros”. Lo mismo se aplica a los viajeros que salen de Guayaquil o la provincia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)