7 de octubre de 2015 00:00

Hasta 10 menores sufren agresiones o acoso sexual cada día

En esta zona de Guayaquil vivía la menor de 7 años que fue hallada muerta el viernes. Foto: Narcisa Rendón / EL COMERCIO.

En esta zona de Guayaquil vivía la menor de 7 años que fue hallada muerta el viernes. Foto: Narcisa Rendón / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 39
Triste 10
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Sara Ortiz
Y Narcisa Rendón

La cifra alarma: 1 951 casos de violencia sexual contra niños y adolescentes se reportaron en los seis primeros meses del 2015 en Ecuador.

Esto quiere decir que cada día un promedio de 10 menores de edad sufrieron violaciones, acoso, explotación sexual o fueron exhibidos para prostitución y grabados en videos mientras eran vejados.

Pero más allá de estos registros, en menos de una semana la violencia perpetrada contra dos niñas conmocionó a Quito y a Guayaquil. Pamela, de 3 años, y Dilady, de 7, fueron atacadas sexualmente y asesinadas.

El padrastro, la madre, un hermano de 18 años y la abuela de Dilady fueron acusados por la Fiscalía del Guayas como presuntos responsables de su muerte. Los rastros de sangre que se hallaron en el interior de la vivienda, luego de la prueba de luminol, fueron evidencias en su contra.

La muestra se presentó en la audiencia de flagrancia, en la Unidad de Vigilancia Comunitaria de la avenida De las Américas, en Guayaquil. Allí se ordenó la prisión preventiva para los cuatro, mientras dure la instrucción fiscal.

Datos de la Dinapen (Policía de menores) revelan que las denuncias solo son una muestra de lo que en realidad se vive y que más del 40% de los ataques no son denunciados oficialmente.

Esto ocurre, porque las violaciones y abusos se dan, en la mayoría de casos, en el núcleo de la misma familia. Así asegura Ivonne Daza, directora Nacional de la Dinapen.

Por ahora, en el caso de Dilady, la Policía sabe que la niña fue vista por última vez a las 20:00 del jueves 1 de octubre en la cooperativa 5 de Diciembre, en Pascuales.

Caminaba hacia su casa luego de hacer compras en la tienda ubicada a nueve casas de la suya. En la mañana siguiente, un vecino encontró un saco de yute y adentro estaba el pequeño cuerpo.

La versión de la familia alega que la niña no regresó de la tienda y que esa misma noche empezaron a buscarla.

Pero los agentes investigadores también hallaron una funda con productos, que presumiblemente serían los que adquirió la pequeña. La autopsia reveló que Dilady fue víctima de abuso sexual y luego de estrangulamiento.

La Encuesta de Relaciones Familiares y Violencia de Género-2011 detalla que el 83% de niñas y mujeres adolescentes han sufrido violencia sexual en su entorno familiar.

En el caso deQuito, elestudio médico legal reveló que Pamela, la pequeña de 3 años, murió por una hemorragia a causa de abuso sexual. El principal sospechoso del crimen es un vecino, Henry O., de 29 años.

Él conocía a la niña hace siete meses, cuando vivió una temporada en la misma vecindad. Hace un mes dejó el departamento y se trasladó cuadras más adelante.

El padre de la pequeña contó a este Diario que el lunes 28 de septiembre, a las 18:00, preguntó por su hija al llegar a casa, luego de trabajar en una fábrica de jeans. Su hijo mayor, de 8 años, le dijo que se había quedado en la casa del ‘Vecino Gato’, desde las 16:00, cuando él les llevó a los dos a comprar golosinas.

El hombre le había ordenado al pequeño que se fuera a jugar con los amigos, mientras que él se quedaría viendo películas con Pamela. Por la noche todo el vecindario sabía del crimen.
Tras el impacto social de los dos casos, también se conocieron datos de la Fiscalía General: el año pasado hubo 671 sentencias por casos de violaciones a mujeres de todas las edades. Pichincha reportó 102 condenas y Guayas 95. Luego vienen provincias como Azuay y Manabí.

Con la vigencia del Código Orgánico Integral Penal (10 de agosto del 2014) los culpables por violación pueden recibir un castigo de 19 a 22 años de cárcel. Antes las condenas eran de 12 a 16 años si la víctima era mayor de edad y de 16 a 25 años si el atacado era un menor.

En el caso de Dilady, los sospechosos podrían ser procesado por violación con muerte y ser sentenciados con hasta 25 años de cárcel. Aunque la familia espera que se aplique las penas más duras. Ahora, en su casa solo quedan recuerdos de la pequeña.

En contexto

El 19 de abril, una niña de 11 años fue golpeada y abusada hasta quedar inconsciente; sucedió en su propia casa en Ambato. El 12 de mayo, otra menor de edad fue hallada sin vida en una cisterna, en Santa Elena. También había sido atacada sexualmente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)