27 de November de 2009 00:00

Méndez y el arte de hacer goles

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde que volvió a Liga, a principios de este año, el  ‘Kinito’ se convirtió en la figura del equipo, tanto en el Campeonato Nacional como en los torneos internacionales en los que participaron los albos: Libertadores, Recopa y Sudamericana. Así lo   ratificó el  miércoles 25, en la primera final de la Copa Sudamericana, ante un viejo rival: el Fluminense.

Su  jerarquía en la cancha le dio un empujón al equipo que dirige Jorge Fossati,  para que termine goleando (5-1)al representante de Brasil en este torneo. El cotejo empezó con un error de la zaga alba, que  se recuperó mientras pasaron los minutos.

Un mal  rechazo de William Araujo originó la confusión en la defensa, el balón terminó en los pies del delantero Fred, quien remató  al arco defendido por Alexander Domínguez.  El golero ecuatoriano rechazó  a un costado,  Marquinho llegó al balón y remató por alto para anotar el 1-0, recién a los 22 segundos. Después de esa acción, el entrenador Jorge Fossati tuvo que cambiar su esquema táctico. Édison Méndez, quien empezó el cotejo por el sector izquierdo, terminó por la derecha, donde su rendimiento aumentó.

Ese cambio  posicional dio un giro a la propuesta alba en el campo de juego. El partido iba en el minuto 15 y solo había  un equipo ofensivo, buscando el empate. No había tiempo que perder. Liga se lanzó al ataque con todas sus fuerzas y  sometió al equipo carioca a una asfixiante presión, sobre todo por la derecha, copada por Néicer Resaco y Édison Méndez.  Fluminense, aplicaba el contraataque como único argumento para llegar al arco de la ‘U’. El premio a esa insistencia ofensiva llegó a los 20 minutos, con un remate de Méndez, quien aprovechó un pase de Claudio Bieler. El remate del ‘Kinito’, con efecto, terminó en el primer  gol.

Ese tanto alentó  a los aficionados que asistieron a la Casa Blanca, quienes  vivaban a los jugadores. Estos mantuvieron ese ritmo ofensivo hasta el final de la primera etapa.

El ritmo de Méndez se mantuvo en la cancha. Quitaba el balón a los rivales, asistía a sus compañeros y remataba.  En esas funciones que cumplía Méndez, llegó el segundo gol, tal vez  el mejor de la noche por la forma de rematar del futbolista nacido en el Chota.

A los 44 minutos, después de que cobrara un tiro libre,  el balón quedó cerca de él para enviar el balón cerca del horizontal para el 2-1. Sin embargo, la defensa de la ‘U’ mostró esa debilidad cuando  los brasileños presionaron. En el segundo tiempo, el rendimiento de Liga fue similar al del primer tiempo. Llegó un gol más de Méndez, de cabeza, otro de Franklin Salas y un golazo de Ulises de la Cruz para cerrar la goleada de la noche.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)