20 de March de 2015 14:33

Un memorial devuelve a Juana de Arco a todos los franceses

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Carlos Abascal Peiró
Francia

Símbolo militar y religioso, y musa del ultraderechista Frente Nacional (FN), Juana de Arco contará desde este 20 de marzo del 2015 con un memorial en la ciudad normanda de Ruán, donde fue quemada viva en 1431, con el objetivo de devolver a todos los franceses a uno de los grandes referentes nacionales.

A horas de la primera vuelta de las comicios departamentales del domingo, en la que los sondeos avanzan una victoria para la formación que lidera Marine Le Pen, Francia honra a uno de sus mitos, con la voluntad de liberarle de lecturas políticas.

Así presentan sus responsables un proyecto que busca reconciliar la leyenda con su raíz histórica, a través del riguroso recorrido museográfico que se reparten los mil metros cuadrados cedidos por el palacio arzobispal de Ruán, donde se sentenció a la llamada 'doncella de Orleans'.

"Juana fue una premio nobel de su tiempo y era importante retomar la verdad histórica", consideró en declaraciones a la prensa el arzobispo Jean-Charles Descubes, quien subrayó la urgencia de fomentar la 'honestidad intelectual', en alusión a la apropiación del personaje por parte de la ultraderecha francesa.

Ubicado a unos minutos de la catedral gótica de la ciudad, cuyos pilares datan del siglo XII, el memorial rastrea la biografía de la heroína medieval a través de un trabajo documental y fílmico consagrado a narrar el largo proceso que en 1920, con el respaldo del papa Benedicto XV, desembocó en su canonización.

Antes de ser capturada y quemada viva por los ingleses, aquella adolescente nacida en una aldea de Lorena, en el noroeste de Francia, encabezó las huestes del entonces delfín, Carlos VII, para tomar Orleans, auparle a la corona y cambiar así el curso de la Guerra de los Cien Años.

Desde entonces -de la literatura de Voltaire a Georges Bernanos, pasando por el cine de Robert Bresson o Jacques Rivette-, su figura parpadea incesantemente en la tradición cultural francesa y, en los últimos tiempos, también en la política.

Si el expresidente y hoy líder de la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), Nicolas Sarkozy, glosaba a menudo las hazañas del mito, Marine Le Pen jalona su elogio de la identidad nacional con referencias a la leyenda, además de alimentar los paralelismos entre su propia figura y la doncella de Orleans.

"Juana de Arco posee un carácter universal que desde luego impide toda apropiación y quiero pensar que sigue sin pertenecer a nadie", explicó a Efe el presidente del área metropolitana de Ruán, Frédéric Sanchez.

Para este cargo socialista, el nuevo espacio "suscitará el espíritu crítico" del visitante para recordar a los franceses que la emblemática figura de Lorena debe constituir "un motivo de unión antes que de división".

"No fue ni la primera feminista ni una nacionalista entregada, como tampoco fundó la República ni el catolicismo: hay muchas Juanas", sentenció Sanchez, tras aclarar que la coincidencia de la inauguración con los comicios del domingo es un "puro azar".

Los vecinos de Ruán, tradicional feudo socialista, se congratulan por los potenciales réditos turísticos que reportará el memorial, que espera atraer a entre 100.000 y 150.000 visitantes anuales.

Otras voces confían en que el recordatorio histórico que inspira el memorial frene el auge del Frente Nacional, cuya presencia en la ciudad es ligeramente inferior a la media nacional.

"Ahora parece que debo justificarme -señaló a Efe la joven publicista de origen africano Elise Bognon-. Mi familia es senegalesa, he nacido en este país, el francés es mi lengua materna y yo soy francesa; si el museo sirve para pararle los pies a la ultraderecha, bienvenido sea".

"Francia somos todos, no solo ellos", añadió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)