12 de abril de 2018 16:43

Se colocará un memorial por los dos años del terremoto

Imagen referencial. El memorial quedará en la Cruz del Papa ubicada en el Parque La Carolina como símbolo de la unidad quiteña. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. El memorial quedará en la Cruz del Papa ubicada en el Parque La Carolina como símbolo de la unidad quiteña. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Evelyn Jácome

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Este lunes 16 de abril del 2018, al cumplirse los dos años del terremoto que afectó a miles de familias en las provincias de Manabí y Esmeraldas, se realizará un acto conmemorativo en la Cruz del Papa, en el Parque La Carolina, norte de Quito.

El Municipio del Distrito Metropolitano organiza un homenaje a los voluntarios que durante dos meses trabajaron incansablemente por enviar esperanza a las zonas afectadas. En su honor, se develará una estructura que quedará instalada en la Cruz del Papa como símbolo de la unidad quiteña.

Durante el evento, que iniciará a las 18:15, se resaltará la unidad y la solidaridad de la gente que donó su tiempo, su dinero y su ayuda a los damnificados.

Dos años atrás, el parque Bicentenario se volvió el centro de operaciones del voluntariado que , encabezado por el Patronato San José, organizó y distribuyó la ayuda. Durante dos meses más de 4 000 voluntarios colaboraron en la recepción, almacenamiento y despacho de cerca de 3 500 toneladas de donaciones.

María Fernanda Pacheco, presidenta del Patronato recuerda que Quito fue la primera ciudad en enviar ayuda a Manabí y Esmeraldas. La Red Solidaria se activó el domingo 17 de abril de 2016 en cuatro puntos: la Cruz del Papa, la Tribuna del Sur, el Parque Bicentenario y las oficinas del Patronato.

En menos de 24 horas del terremoto, la capital había enviado el primer avión de ayuda. En total, fueron 17 aviones con toneladas de donaciones, y más de 400 unidades de transporte pesado que llegaron a recintos alejados de Manabí y Esmeraldas.

Ese trabajo fue posible, recalca Pacheco, gracias a cientos de voluntarios de la sociedad civil y de servidores municipales que viajaron a la zona cero para entregar directamente las ayudas en las manos de las familias afectadas, y la colaboración de varias empresas privadas.

Como segunda etapa de ese trabajo, se recibió la recolección de donaciones económicas canalizadas a Unicef durante el Verano de las Artes Quito . Durante el evento conmemorativo se dará a conocer la obra que fue realizada con las donaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)