5 de January de 2010 00:00

El Mejía inicia el 2010 con cambios

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad
sociedad@elcomercio.com

Con  José Mejía Lequerica, patrono del colegio, donde estudian 4 700 chicos, de testigo, comenzó  2010. Más de 100 presidentes de curso llenaron el auditorio para saber que Carlos Calderón y Estela Miranda eran el rector y  la vicerrectora encargados.
 
La figura del diputado de las Cortes de Cádiz, ubicada al extremo  izquierdo del salón, parecía más despierta que los estudiantes, cuando se desarrollaba la primera intervención.

El objetivo de la cita era compartir el contenido del acuerdo ministerial 0640-09. Resulta  del trabajo de  la comisión de reorganización académica y administrativa. El 6 de octubre pasado, el Ministerio encargó a Norma Alvear esa tarea.
 
Mauro Gudiño dio a conocer 11 considerandos y nueve acuerdos. Formó parte de la Asamblea de Profesores, que el 9 de octubre resolvió “emprender una lucha por la defensa del colegio”, en palabras de Francisco Rojas, maestro de matemáticas y vicepresidente  de la Unión Nacional de Educadores (UNE). Se refiere a  la llamada “reorganización”, que vieron como  una “intervención”.

Uno de los presidentes de los  octavos de básica cerró los ojos y acomodó la cabeza y los brazos en su regazo, con la mochila como  almohada. Otros  bostezaban. Uno de sexto año dijo, al final, que no podía comentar:  “Me daba sueño y no escuché”.
  
“No hay ganadores ni perdedores. Se retrasó el despacho de trámites administrativos por falta de autoridades. No se entregaron pases de año ni títulos ni se legalizaron las matrículas”, enumeró Gudiño. 

Esto porque el 6 de octubre, el Ministerio ordenó la remoción de sus cargos del rector (Guillermo Rosero), el vicerrector encargado (Carlos Calderón) e Inspector General.     Esto porque durante el paro de la UNE, un grupo de maestros supuestamente se adhirió al paro. Se habló también de politización por la presencia de miembros del gremio.

Calderón, con 20 de sus 48 años como docente del Mejía, dijo que debían  fortalecer lo académico, “para que sea grande, un referente de la educación”. Y pidió no usar los medios informativos para denigrar al plantel. “Si hay maltrato o corrupción, para eso están las autoridades”.
 
Sobre la politización, David González, uno de los presidentes de segundo de bachillerato, de 16 años, señaló: “Ocurre como en todas partes. No se puede decir que no existe, es de lado y lado, son  maneras de pensar”.

La vicerrectora (e), Estela Miranda, señaló que como fija el acuerdo asignarán 25 horas de clase semanales a los docentes. Ahora tienen  22, pese a ser colegio experimental.  También actualizarán el Reglamento Interno, que data de 1981.

“Es un pacto de convivencia y  no toma en cuenta el nuevo Código de la Niñez”.  Y el Proyecto Educativo Institucional, que está listo pero  sin firmas de responsabilidad. “Es un nuevo plan   sobre la incidencia de aplicar las nuevas tecnologías de  información y comunicación en el  interaprendizaje”. Rosero, rector saliente, afirmó que: “Como establece la Ley de Carrera Docente se dio la subrrogación de funciones, pero estaré vigilante de lo que hagan las nuevas autoridades, el colegio no puede convertirse en  botín político de nadie. Hay que vigilar que el partido no haga de esto una trinchera”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)