13 de January de 2015 21:30

Los médicos aceleran contrato de un seguro

En los quirófanos, los cirujanos y anestesistas son los profesionales más expuestos. Foto: EL COMERCIO

En los quirófanos, los cirujanos y anestesistas son los profesionales más expuestos. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 7
Ivette Viña. Redactora (I)

El médico no aparece y ahora la Policía tiene la orden de detenerlo preventivamente. A él se lo investiga por una supuesta mala práctica profesional en la muerte de la reina de Durán, Catherine Cando. Esa figura penal es nueva y se incluyó en el Código Penal (art. 146) vigente desde agosto pasado.

Allí se dice que un profesional podría ser sancionado con cárcel de tres a cinco años si la muerte de un paciente se produce por acciones innecesarias, peligrosas e ilegítimas.

La muerte de Cando encendió nuevamente las alertas entre los médicos por la vigencia de la normativa penal y precisamente por ello desde el año pasado los galenos comenzaron a blindarse jurídicamente.

Una de las alternativas son los seguros. De hecho, la contratación de pólizas de responsabilidad profesional y civil es una de las propuestas que planteó la Federación Médica Ecuatoriana (FME) para los 40 000 galenos registrados en este gremio a escala nacional.

Para fines de enero, la Federación conformará un Directorio Médico Nacional que definirá la empresa que dará cobertura.
Por ahora se analizan las propuestas de las empresas españolas Uniteco y Ama.

El presidente del Colegio de Médicos del Guayas, Francisco Vera, asegura que la mayoría de doctores prefiere esperar a que se llegue a un acuerdo con las firmas extranjeras debido a que ninguna de las empresas que funcionan en Ecuador “dan protección en el ámbito penal, solo en el civil”.

Los especialistas buscan una póliza que dé asesoramiento en temas jurídicos, en pago de indemnizaciones, en juicios y contrademandas.

Según la FME y el Colegio de Médicos del Guayas, el costo de las primas de cada seguro variaría dependiendo de la especialidad del galeno. Por ejemplo, los médicos generales y clínicos cancelarían mensualmente alrededor de USD 1 00 y un cirujano bordearía los 200.

Vera sostuvo que el gremio de profesionales de la salud tiene buenas referencias de las empresas con las que se negocia este tema. “Por ejemplo, una de ellas, intervino en más de
25 000 casos demandados y ninguno de los médicos denunciados fue a la cárcel”.

El Ministerio de Salud, en comunicados difundidos en su sitio oficial, señala que ante la preocupación de los médicos se firmó un convenio con la Defensoría Pública.

La idea es “garantizar la defensa gratuita, cuando existan casos de acusación de mala práctica profesional contra los profesionales” que forman parte de esta Secretaría de Estado.

Ayer, Andrés Zambrano, un médico pediatra, sostuvo que las emociones y vivencias de los familiares de los pacientes influyen en las denuncias interpuestas.

“En ocasiones, los parientes de los fallecidos nos acusan de asesinos, pero no conocen que hay condiciones médicas que escapan del poder de un galeno. Se entiende el punto de vista de estas personas, pero sin embargo hay que protegerse con estos seguros”.

La Federación advierte que las acusaciones formales en contra de galenos aumentaron desde la vigencia del nuevo cuerpo legal. Las estadísticas señalan que entre agosto del 2014 y el 10 de enero de 2015, en Guayas se registraron 15 denuncias por mala práctica profesional y otras 50 por concepto de lesiones presuntamente provocadas por un doctor.

En el mismo período, en Pichincha, se reportaron 70 casos por los dos conceptos.

La Federación asegura que antes de que estuviera en vigencia el COIP solo se daba una cuarta parte de estas quejas.

Karen Cevallos es una médica general. Ayer analizaba la posibilidad de adquirir un seguro profesional, que la proteja en caso de una acusación. “Hay familiares que por desconocimiento en la materia ponen denuncias infundadas y ante eso es mejor estar preparado”.

En el caso de la Reina de Durán fueron los familiares quienes también pidieron a la Policía y a la Fiscalía que verifiquen los títulos profesionales del médico que la intervino.

Según un familiar de Cando, “en la página de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), el galeno consta solo como médico (sin especialidad)”.

Sin embargo, delegados del Colegio de Médicos de Guayas mencionaron que dentro de sus archivos institucionales el galeno está registrado como médico cirujano.

Daniel, hermano de la fallecida, dice que “el médico la convenció de ir al quirófano donde operaba a otras pacientes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)