30 de julio de 2014 11:52

McDonald's Japón importará pollo de Brasil tras escándalo del proveedor chino

Esta es una de las medidas que tomará la filial japonesa de la franquicia estadounidense para tratar de "recuperar la confianza de sus consumidores". Foto: Yoshikazu TSUNO/ AFP.

Esta es una de las medidas que tomará la filial japonesa de la franquicia estadounidense para tratar de "recuperar la confianza de sus consumidores". Foto: Yoshikazu TSUNO/ AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
EFE
Tokio

McDonalds Japón importará carne de pollo de Brasil tras retirar todos sus productos aviares de origen chino a raíz del escándalo de la compañía Husi de Shanghái, acusada de vender productos en mal estado, según recogen hoy, 30 de julio, los medios japoneses.

Esta es una de las medidas que tomará la filial japonesa de la franquicia estadounidense para tratar de "recuperar la confianza de sus consumidores", tras ser una de las multinacionales de comida rápida afectadas por el caso del proveedor chino.

El pasado viernes, McDonalds Japón informó de la retirada de todos sus productos que contienen carne de pollo producida en China, y anunció que sustituiría los proveedores que tiene en este país por otros con sede en Tailandia.

A partir de ahora la empresa importará también carne aviar de Brasil "para poder garantizar el suministro y la oferta de todos sus productos", según anunció la presidenta de McDonalds Japón, Sarah Casanova, en rueda de prensa.

"Haremos todo lo que sea necesario para garantizar la seguridad de nuestro menú", afirmó Casanova en declaraciones recogidas por la cadena estatal NHK.

Casanova pidió "sinceras disculpas" a sus clientes por "cualquier ansiedad o preocupación que esta situación les haya podido crear", en su primera comparecencia ante los medios como presidenta de McDonalds Japón.

Entre otras medidas, la empresa publicará información sobre el origen de todos sus productos en su página web y realizará "inspecciones de seguridad" en las instalaciones de sus proveedores en Tailandia y en China, país que aún suministra ingredientes para algunos de sus productos.

La empresa canceló sus pedidos a la Compañía de Alimentación Husi de Shanghái, la planta donde supuestamente se procesaron productos en mal estado, que proveía el 20 por ciento de la carne de pollo empleada en sus "chicken nuggets".

Desde que el escándalo saltó a la luz la semana pasada, las ventas de McDonalds Japón han caído entre un 15 y un 20 por ciento por debajo de sus previsiones, según dijo un alto cargo de la compañía al diario Nikkei.

Además de McDondalds, otras multinacionales de comida rápida como KFC, Pizza Hut, Starbucks, Burger King, Papa Johns, 7-Eleven y la china Dicos se vieron afectadas por el escándalo y han retirado la carne comprada a Husi de sus puntos de venta.

Las autoridades chinas anunciaron el sábado que la planta de Husi en Shanghái había falsificado fechas de caducidad de más de 4.000 cajas de carne, y hasta la fecha han arrestado a cinco personas y han cerrado la planta tras el escándalo, destapado por la televisión de Shanghái Dragon TV.

Con un reportaje con cámara oculta y periodistas infiltrados, esta televisión mostró cómo el personal de Husi usaba conscientemente carne de pollo que llevaba cerca de medio mes caducada y cómo reprocesaba distintos productos hasta que lograban burlar los controles sanitarios.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)