23 de septiembre de 2016 15:52

Mausoleo de Sendero Luminoso en cementerio desata polémica en Perú

En un video se observa el entierro de siete integrantes de Sendero Luminoso muertos en 1986, cuyos restos la fiscalía entregó a sus familiares en agosto pasado. Foto: Captura de pantalla

En un video se observa el entierro de siete integrantes de Sendero Luminoso muertos en 1986, cuyos restos la fiscalía entregó a sus familiares en agosto pasado. Foto: Captura de pantalla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

La existencia de un mausoleo de Sendero Luminoso en el cementerio de un barrio popular en Lima, donde están enterrados más de 50 integrantes de ese grupo armado maoísta, desató este viernes 23 de septiembre del 2016 una polémica en Perú sobre el culto que rinden a los muertos sus familiares.

Un video policial difundido por el diario Correo mostró dos marchas al mausoleo protagonizadas por unas 200 personas y que fueron calificadas por el jefe de la policía antiterrorista como “actos de propaganda política” a favor de una agrupación que está proscrita por la ley.

Una de las marchas, filmada el 7 de agosto, es el entierro de siete integrantes de Sendero Luminoso muertos en 1986 en un sangriento motín en la isla penal El Frontón, cuyos restos la fiscalía entregó a sus familiares en agosto, 30 años después de ocurridos los hechos tras ser reconocidos mediante pruebas de ADN.

En las imágenes se ve también banderolas donde se leen proclamas senderistas donde se lee “¡Solución política, amnistía general y reconciliación nacional!” en alusión a una demanda del jefe histórico de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, de 78 años y preso a perpetuidad desde 1992.

“¡Por la imborrable memoria histórica de los prisioneros del Frontón, Lurigancho y Callao!”, señala con letras de color amarillo sobre fondo rojo otra inmensa banderola que cargan dos personas sobre el techo del mausoleo, mientras otras dos sostienen luces de bengala.

“Hubo propaganda, (esos actos) son parte de una campaña de Sendero Luminoso, un homenaje a los deudos de los penales”, aseguró el general José Baella, jefe de la policía antiterrorista entrevistado por el canal N de televisión.

La prensa peruana presentó las marchas y al mausoleo, como un desafío a las autoridades y una glorificación a sus muertos a cargo de un grupo terrorista.

El jefe policial atribuyó la presencia de jóvenes entre los manifestantes al trabajo proselitista de Sendero Luminoso, que busca reinsertarse por la vía legal en la sociedad a través de organismos de fachada.

“Nosotros le hemos ganado a Sendero Luminoso en la parte militar, pero ellos vienen trabajando en la parte política y vienen trabajando la mente de los jóvenes”, indicó el responsable antiterrorista, que reclamó indirectamente a la clase política no bajar los brazos ante una prédica que reivindica la lucha armada.

¿Persecución política a familiares?

El abogado Alfredo Crespo, defensor de Abimael Guzmán, dijo a la AFP que con el video las autoridades buscan “promover una persecución política a los familiares de quienes fueron asesinados por el Estado durante los motines de junio de 1986 que dejaron más de 250 muertos” entre los detenidos.

“Uno puede enterrar a sus muertos de acuerdo a sus creencias”, acotó el abogado al justificar el tributo rendido a las víctimas con banderolas y lemas atribuidos a Sendero Luminoso.

El mausoleo se halla en el cementerio del populoso distrito de Comas, al norte de Lima.

En Perú, la guerra contra Sendero Luminoso, que apeló al terrorismo como método para atacar a civiles y uniformados -y cuya crueldad se comparó al Jemer Rojo de Camboya- dejó más de 69 000 muertos entre 1980 y 2000.

Hoy subsisten remanentes de esa guerrilla vinculados al narcotráfico en valles cocaleros del sureste del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)