4 de noviembre de 2014 06:29

Matan a balazos a general mexicano encargado de zona fronteriza con Estados Unidos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 0
AFP
México

Un general mexicano encargado de la seguridad de una región del noreste de México fronteriza con Estados Unidos y convulsionada por la violencia ligada al narcotráfico, fue asesinado a balazos junto con su esposa el fin de semana pasado, informaron el lunes las autoridades.

El general Ricardo César Niño Villareal, encargado de la seguridad del norte del Estado de Tamaulipas y su esposa fueron asesinados cuando se desplazaban a bordo de un automóvil en una carretera del vecino Estado de Nuevo León, reportó en un comunicado el Grupo de Coordinación estatal.

“El Gobierno de Tamaulipas condena y lamenta profundamente el deceso del general Ricardo César Niño Villarreal y el de su esposa”, se añadió en el comunicado.

Niño Villareal y su esposa fueron atacados el sábado, y el domingo sus cadáveres fueron encontrados en una carretera de Nuevo León que conduce a Tamaulipas (fronterizo con Texas, sur de Estados Unidos) gracias a una denuncia a la policía de conductores que pasaban por el lugar.

El automóvil donde fueron hallados los cadáveres del militar y su esposa tenía numerosos impactos de bala.

Antes de la identificación oficial de los cuerpos difundida en el comunicado del Grupo de Coordinación de Tamaulipas, el fiscal de Nuevo León, Adrián de la Garza, había dicho a la prensa que eran necesarios los análisis correspondientes para asegurar que el cadáver correspondía a Niño Villareal.

De la Garza apuntó que el general siempre usaba automóviles blindados y se trasladaba con escoltas, y que el automóvil en el que fueron encontrados los cadáveres no contaba con esas medidas de protección.

El 9 de octubre Niño Villarreal ya había sido víctima de un ataque de desconocidos que dispararon contra su camioneta blindada en el municipio de Linares, del estado de Nuevo León.

El general, que anteriormente fue jefe de la policía del municipio de Cadereyta (Nuevo León) , fue uno de los cuatro delegados de seguridad asignados a Tamaulipas por el gobierno federal como parte de su nueva estrategia anunciada en mayo para frenar la violencia en la región, convulsionada por enfrentamientos entre los carteles de drogas de Los Zetas y el del Golfo, aliados hasta 2010.

En Tamaulipas, principal puerta comercial entre México y Estados Unidos, el 30 de octubre fueron encontrados los cadáveres de los hermanos estadounidenses, de origen mexicano, Érica Alvarado Rivera, de 26 años, y sus hermanos Álex, de 22; y José Ángel, de 21, que habían cruzado la frontera con México para visitar a su padre.

La madre de los jóvenes, Raquel Alvarado, denunció que sus hijos fueron secuestrados el 13 de octubre por escoltas de la alcaldesa de Matamoros (Tamaulipas) , Leticia Salazar, quienes habrían primero golpeado a Erica y a su novio en un puesto de carnes asadas dando lugar a un enfrentamiento.

Tamaulipas ha sido escenario de algunos de los más impactantes crímenes de los últimos años en México, como la masacre de 72 inmigrantes de Centro y Suramérica en un rancho de San Fernando cometido en agosto de 2010 a manos del cártel de Los Zetas, según las autoridades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)