9 de December de 2009 00:00

Más violencia en la Universidad Central

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Si se tratara de una película, hubo varias escenas repetidas. Palos escondidos en las  banderas rojas de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), desmanes y agredidos. 
 


6 heridos y 8 detenidos
El jefe de Operaciones de la Policía, Jaime Vaca, confirmó ayer que hay ocho detenidos. Tres adultos (Marcelo Rivera Fernando Aburto y Luis Centeno) están en el Centro de Detención Provisional. Además hay cinco menores de edad.
Además del rector Édgar Samaniego, fueron agredidos el Subdecano de la Facultad de Minas y Petróleos, un profesor de Medicina, un funcionario de Secretaría, el Director de Cultura y un policía.Descartó que la Policía haya invadido los predios.  
Franco Sánchez, subsecretario del Ministerio de Gobierno, indicó que la autonomía universitaria es como el domicilio, inviolable. “Respetamos el uso progresivo de la fuerza, tras el pedido de las autoridades”.Ayer, la sesión de Consejo Universitario, que empezó a las 08:30, fue interrumpida por un grupo de estudiantes de los colegios anexos a este centro, Odilo Aguilar y Manuel María Sánchez,  liderados por el presidente de la FEUE, Marcelo Rivera.

Al ingresar, el graduado de la Facultad de Filosofía tomó el micrófono y anunció que se trataba de una toma. Fuera del sitio de reunión, por el que se accede directamente al Rectorado, el personal de seguridad no logró detener a la turba. Los agresores, cubiertos con pañuelos, usaron gas de fabricación casera  también la fuerza.

Levantaron  las rejas que dan paso al área del Rectorado. Fue solo uno de los pasos para llegar a su meta. Las puertas de laurel del Vicerrectorado, a primera vista impenetrables y reforzadas, cayeron ante las patadas y palazos. También ventanas y muebles. 
 
Los delegados al Consejo corrieron hacia el Rectorado. Utilizaron sillones para armar un fortín. Eran  las 11:10, cuando Miriam Bastidas temía que también tumbaran esa puerta. La representante de los empleados y trabajadores llora al recordar todo.

El rector, Édgar Samaniego, había leído el acta del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (Conea). El primer punto de la sesión de los martes, cada 15 días, era el anuncio de que ya tenían esa certificación.

Luego se pasó a tratar el tema  más caliente del orden del día: el nuevo estatuto de la universidad.

Este introduciría cambios en lo académico y administrativo. Se hablaría de la situación de los colegios universitarios, que funcionan bajo la dirección de la Facultad de Filosofía, un bastión de la FEUE, a cargo del Frente Revolucionario de Izquierda Universitario (FRIU) desde 1975 (34 años). 
  
El ex presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE) dijo en una entrevista a este Diario que el Odilo Aguilar era “el semillero”.

Y se leería un informe de la Comisión sobre las opciones para elegir la nueva directiva de la FEUE. El proceso se llevó a cabo el 25 de junio, pero fue anulado porque los veedores detectaron fraude. “No nos amedrentarán, la U seguirá en su lucha por reivindicarse”, apuntó el Rector, en la habitación 318 de la Clínica Pichincha. Tras la irrupción fue sacado por la ventana del Consejo, para evitar un linchamiento. Ahí dos jóvenes, con los rostros cubiertos, le asestaron golpes en la cabeza.

En la Cruz Roja le suturaron una herida de unos 5 cm. “Pero al ser en el cráneo amerita revisión”, apuntó, a un lado de su cama colgaba la chaqueta, la camisa y la corbata cubiertas con sangre, que también pintaba su pantalón. Comentó que en medio de la desesperación de los funcionarios llamó al Ministro de  Seguridad y al Viceministro de Gobierno.

“Les indiqué que se podía producir una masacre. Esto a pedido de todo el Consejo Universitario. La Ley lo permite, sin que signifique violación de la autonomía”.

Jaime Vaca, jefe de Operaciones de la Policía, confirmó que a las 11:00, la Central de Radio recibió la llamada de auxilio. Acudieron solo cuando recibieron la autorización de las autoridades de la Universidad vía fax y posteriormente el documento original. Cien hombres participaron y detuvieron a cinco menores de edad y tres adultos, entre ellos a Rivera.
 
Así terminó otro capítulo de esta película, otra invasión al Consejo ya se dio el 7 de junio, con el Vicerrector empujado y el Director de Recursos Humanos agredido con gas. El final no se conoce. La institución presentó la denuncia ante la Fiscalía. “El sector que se opone al cambio es la FEUE- FRIU y MPD, no puedo decir quién fue, actúan en masa y no se los identifica.

Es el único grupo capaz de agredir a mansalva, con un afán reiterado de asesinar en una larga historia de violencia”.

Punto de vista

Enrique Ayala M./ Rector U. Andina

La reforma del rector Samaniego debe seguir

Mi solidaridad profunda con Édgar Samaniego, no solo por ser víctima de una agresión sino porque conduce un proceso de genuina transformación de la U. Central y afrontando los riesgos.

Este acto barbárico empeora la situación interna de este centro y del sistema universitario, ahora que afrontamos un cambio de la Ley de Educación Superior.

La autonomía debe mantenerse y funciona, la Policía no puede ingresar, lo hizo cuando el Consejo pidió que lo haga. Hubo retraso para ingresar, si el Rector personalmente llega, ellos en cinco minutos debían estar ahí. Era un llamado de emergencia de académicos y estudiantes, acusados por bárbaros que los atacaron.

Creo que una vez que se sepan los nombres de los responsables debe darse trámite jurídico, tomarse medidas dentro de la U. Central, para que quienes asusaron, sean sancionados.

Toda la fuerza del Consejo Universitario debe dirigirse a eso. Y creo que debe continuar la reforma.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)