18 de July de 2009 00:00

Más medidas antiprensa en Venezuela

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 Caracas.   ANSA y AFP

Los  gremios opositores  ven en la medida un intento por acallar a medios críticos al Gobierno. El ministro Diosdado Cabello, a cargo de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), anunció que comenzará un proceso sobre 240 emisoras, que pudieran perder sus licencias por presentar fallas en un reciente censo.
 
El presidente de la Cámara de Radio, Nelson Belfort, consideró un “atropello gigante” el posible cierre de 240 emisoras que representan el 40% de la radiodifusión privada. “Hay una espada de Damocles sobre nosotros”, dijo en rueda de prensa conjunta con el Colegio Nacional de Periodistas (CNP). Belfort se manifestó dispuesto “a resolver problemas de carácter técnico” que puedan existir en los registros de las emisoras “pero no a negociar principios” .   “No puede ser que por el capricho de algún Ministro se revoquen concesiones” , subrayó.

A su vez, el vicepresidente del CNP, Alonso Molero, calificó de “muy pobre” el argumento oficial que habla de una concentración de radios en pocas personas y aseguró que la estructura de propiedad del sector es “una de las más fragmentadas” de Sudamérica.

Agregó que la mayoría de  los circuitos radiales  “son afiliaciones” de distintas radios con diferentes dueños que se unen para maximizar su cobertura.

El Ministro alega que la falta de actualización de datos ha generado un “latifundio mediático” en el que 27 familias controlarían el 32% del espectro radioeléctrico y que el Gobierno se propone “democratizar” las concesiones.

En forma paralela al proceso que se sigue a 240 radioemisoras, el Régimen venezolano acentuó su presión sobre la cadena privada de TV Globovisión.

La Fiscalía venezolana imputó ayer por el delito de “agavillamiento” o conspiración para delinquir al presidente del canal, Guillermo Zuloaga, sobre quien ya pesa un cargo por presunto fraude. Así lo informó el Ministerio Público en un comunicado.
Zuloaga es investigado por el almacenamiento irregular de 24 autos en una vivienda de su propiedad, por lo que fue imputado de usura genérica, en junio. Ayer,  la Fiscalía  aumentó el grado del delito a “usura continuada”.

“Quedamos en un limbo jurídico, es terrorismo judicial. No tenemos un juez al que recurrir”, declaró ayer Zuloaga.

El jueves,  un tribunal de Caracas prohibió la salida del país a Zuloaga basándose en tres artículos del Código Penal, referentes a la presunción de fuga y obstaculización a la justicia.

Globovisión, muy crítica con las políticas del gobierno de Hugo Chávez, ha sido objeto de duras advertencias por parte del Mandatario en las últimas semanas y tiene abiertos varios procedimientos legales en su contra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)