11 de July de 2009 00:00

Más críticas de Chávez a Honduras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Caracas, San José, Tegucigalpa, Washington.   AFP,  Reuters y  DPA
mundo@elcomercio.com

Desde Caracas,  Hugo Chávez disparó ayer de nuevo una andanada de críticas en torno a  la crisis que atenaza a   Honduras.

El Jefe de Estado de Venezuela dijo que estaba “muerto” el intento de diálogo para poner término a la inestabilidad de Honduras.

Además,  consideró un error del Gobierno de EE.UU. haber llamado a  conversaciones a las que llamó “aborto de Washington”.

El presidente costarricense, Óscar Arias, inició el jueves  una mediación para buscar una salida a la crisis desatada tras el golpe de
Estado contra el presidente Manuel Zelaya, entre delegados del Mandatario depuesto y del Presidente interino.

Ayer se cerró la segunda ronda de tratativas, que no dio resultado. Una fecha para la continuación de las conversaciones aún no se ha fijado. 

“Qué horrible se vio a un Presidente legítimo recibiendo a un usurpador y dándole el mismo trato, por no poner las cosas en la balanza exacta”, afirmó Chávez en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros.
 
En opinión del líder bolivariano, la  reunión de Costa Rica entre Zelaya y Micheletti y los delegados de ambos “es abrirle la puerta a la ola de golpes de Estado que vienen en América Latina”.

Chávez, adicionalmente,  instó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a tomar acciones contra los golpistas hondureños, como retirarles las visas, congelarles  las cuentas o hacer “algunos movimientos” en la base militar estadounidense en el país centroamericano.

En respuesta a las  críticas de  Chávez al diálogo sobre la crisis de Honduras que se realiza en Costa Rica, el  portavoz del Departamento de Estado de EE.UU, Philip Crowley. consideró que son   “prematuras”. 

En la misma línea, el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, se mostró convencido de que saldrá humo blanco en la mediación que realiza Arias. Aunque  reconoció  que las posiciones entre las dos  partes siguen siendo “antagónicas” y que “hay  mucha intransigencia”,  añadió que lo importante es que se “mantiene el diálogo”.

En tanto, el presidente de Brasil, Lula da Silva, admitió que la crisis en Honduras es un tema difícil, pero se manifestó confiado en el éxito de las negociaciones para superar el problema. “Si fuera fácil, ya estaría resuelto. En realidad, ni siquiera habría pasado el golpe”, afirmó el Mandatario brasileño, en una rueda de prensa en la ciudad italiana de L'Aquila, donde participó como invitado en la cumbre del G-8.

Igualmente confiado se mostró el presidente de la Asamblea General de la ONU, el nicaragüense Miguel d’Escoto, quien señaló  ayer  desde la sede de Naciones Unidas en Nueva York  que la crisis que vive Honduras se solucionará en “muy pocos días”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)