3 de June de 2009 00:00

Martínez pide a sus subalternos que trabajen

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Ejecutivo  quiere terminar   la versión de que existe malestar en la Policía por los supuestos cambios en el sistema de cesantía. El ministro de Gobierno, Gustavo Jalkh, aseguró que hay   un aumento   de    pedidos voluntarios  para salir de la institución y que tampoco se reformará ese sistema de seguridad social. 

Según las  cifras que maneja Jalkh, las diferencias no son  considerables si se comparan con los mismos períodos en los dos  años anteriores. Por ejemplo,  durante  2007 pidieron la baja 594 uniformados; en  2008, la cifra llegó a 579, y en la que va este año se recibieron 630 solicitudes y han sido aceptadas 164.
 
Además, recalcó que no existe ninguna intención de modificar el servicio social. “El Presidente fue claro en su cadena del sábado pasado, no habrá cambios, pero  si se presenta alguno será para mejorar  el sistema”.  
 
En este sentido, el comandante  de la Policía, general  Freddy Martínez,  solicitó  a sus compañeros que trabajen  tranquilamente y los  exhortó a que sus  interrogantes sean presentadas ante el  mando de la Fuerza.

Jalkh también comentó sobre los beneficios que han recibido los gendarmes durante la administración de Rafael Correa. Específicamente, habló sobre  un   incremento  de  los salarios,  en proyectos de  vivienda y en el proceso de modernización y mejoramiento de su logística .

Los aumentos de sus mensualidades -explicó el Ministro-   han sido para todos los miembros de la Fuerza. Un agente de la tropa cobraba USD 440 en  2006 y este  año recibe más de 700. En el mismo período el sueldo de un sargento trepó de USD 700 a  más de USD 1 000, mientras que el  de  un subteniente supera los USD 1 100.

También anunciaron cambios en los sistemas educativos y de capacitación de los gendarmes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)