22 de diciembre de 2017 09:11

Rajoy descarta negociar con el nuevo Gobierno catalán fuera de la ley

El presidente de España, Mariano Rajoy, aseguró que no negociará con separatistas catalanes y que su diálogo con el gobierno de Cataluña se mantendrá dentro del marco de la ley. Foto: AFP

El presidente de España, Mariano Rajoy, aseguró que no negociará con separatistas catalanes y que su diálogo con el gobierno de Cataluña se mantendrá dentro del marco de la ley. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 9
Agencia DPA

El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, insistió hoy 22 de diciembre del 2017, en que dialogará solo "dentro de la ley" con el Gobierno que se constituya en Cataluña tras las elecciones del jueves, previsiblemente formado por los partidos independentistas.

"El Gobierno de España quiere ofrecer toda su colaboración y toda su mejor voluntad de diálogo constructivo, abierto y realista siempre dentro de la ley", dijo en una rueda de prensa en el Palacio Presidencial de La Moncloa, en Madrid.

"Sea cual sea, el Gobierno resultante estará como todos los gobiernos sometidos al imperio de la ley", añadió.

El destituido presidente del Gobierno de Cataluña, Carles Puigdemont, pidió este viernes a Rajoy desde Bruselas una reunión fuera de España para negociar sobre la situación en Cataluña tras la crisis abierta por el desafío independentista impulsado en la región española.

Al ser preguntado sobre si considera un interlocutor "válido" al independentista, Rajoy se limitó a decir que "hablará con aquella persona que ejerza la presidencia" del Gobierno catalán.

El jefe del Ejecutivo español dijo que está "abierto a normalizar la situación" en Cataluña pero insistió en que no aceptará que nadie "se salte la Constitución ni la ley".

Sobre su respuesta al desafío secesionista con la intervención de la autonomía de la región y la destitución del Gobierno de Carles Puigdemont, Rajoy dijo que se hizo "como debía hacerse".

Su Partido Popular (PP) sacó un mal resultado en Cataluña el jueves, con solo tres escaños de los 135 que tiene el Parlamento de la región.

Desde su destitución, Puigdemont se encuentra en Bruselas. Su vuelta a España podría suponer su detención, ya que está siendo investigado por delitos relacionados con el proceso separatista.

La candidatura de Puigdemont, Junts per Catalunya, sumó junto con las otras dos fuerzas independentistas catalanas, Esquerra Republicana (ERC) y la Candidatura de Unidad Popular (CUP), los escaños suficientes para formar Gobierno en Cataluña, pese a que el partido más votado en los comicios fue Ciudadanos, favorable a la unidad de España.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (10)