23 de febrero de 2018 00:00

María Fernanda Espinosa no debe renunciar si gana elección en la ONU

María Fernanda Espinosa presentó ayer el informe de actividades de sus primeros siete meses en la Cancillería. Foto: Patricio  Terán / EL COMERCIO

María Fernanda Espinosa presentó ayer el informe de actividades de sus primeros siete meses en la Cancillería. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 439
Triste 21
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 5
Mario A. González. Redactor
politica@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ecuador es el primer país que hace pública una candidatura para presidir la Asamblea General de la ONU, en su próximo período de sesiones. El Gobierno postuló a la canciller María Fernanda Espinosa.

Según el sistema de rotación regional de las Naciones Unidas, el próximo presidente de la Asamblea General provendrá de la región integrada por América Latina y el Caribe.

Lo anunció el actual titular de esa instancia, el eslovaco Miroslav Lajcak. Todos los países miembros de esta zona del mundo pueden presentar sus postulaciones al cargo.

Se podría usar un mecanismo parecido al empleado en el 2016, para elegir a António Guterres como secretario.

En ese proceso, el portugués se enfrentó a otros 12 candidatos. Y el Consejo de Seguridad del organismo lo eligió por unanimidad con 13 votos. Luego esta instancia propuso su nombre a la Asamblea General y esta, a su vez, lo ratificó por aclamación.

Es por eso que Espinosa dijo ayer que empezará, de inmediato, su campaña a nivel internacional para captar la mayor cantidad de votos de los 193 países que componen la Organización de Naciones Unidas. La elección será en julio.

La promoción de la candidatura se realizará a la par de las actividades internacionales habituales de la Canciller. Ella aprovechará los viajes planificados a inicios de este año, tanto a los que irá sola como en los que acompañará al presidente Lenín Moreno y a la primera dama, Rocío González.

En estos desplazamientos se propiciarán reuniones bilaterales para informar sobre la candidatura ecuatoriana y tratar de sumar votos.

El primer viaje será la próxima semana a Ginebra, Suiza. Espinosa viajará el lunes a este país europeo para afinar detalles de la iniciativa que lidera Ecuador, junto a Sudáfrica, para que las corporaciones multinacionales respeten los derechos humanos.

Ahí espera reunirse con varios representantes de países que también forman parte del sistema de Naciones Unidas.

La funcionaria aclaró que ni para afrontar su candidatura ni para asumir el cargo, en caso de que sea elegida, deberá renunciar a su puesto en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

Añadió que basta con que pida una licencia especial de un año, de septiembre del 2018 a septiembre del 2019, tiempo que durará el 73º período de sesiones de la ONU.

Puso como ejemplo lo que hizo Lajcak. Él es titular de la Cancillería de Eslovaquia, solicitó una licencia y desde octubre de este año volverá a sus funciones en su país.

En su caso, aseguró que analizará el tema con el presidente Lenín Moreno -teniendo en cuenta lo que más le conviene al país- para decidir si toma una licencia o renuncia al Ministerio de Relaciones Exteriores, en caso de ser elegida.

Hace 45 años que Ecuador no está al frente de la Asamblea General de la ONU. En 1973 esa dignidad fue desempeñada por el guayaquileño Leopoldo Benites Vinueza, quien fue un diplomático de carrera.

Obtuvo ese cargo por su experiencia al interior de la Asamblea General, luego de haber participado en 18 períodos de sesiones, de los cuales en 12 actuó como delegado principal de Ecuador.

Además, María Fernanda Espinosa busca retomar la presidencia para un representante de América del Sur, luego de 19 años. El último presidente de esta región fue Didier Opertti, representante de Uruguay.

Espinosa ratificó el apoyo a asistencia de Maduro
María Fernanda Espinosa manifestó este 22 de febrero del 2018, tras el evento de rendición de cuentas de la política exterior ecuatoriana, que Ecuador considera que el presidente venezolano Nicolás Maduro sí debe asistir a la Cumbre de las Américas.

El Gobierno peruano anunció en días anteriores el retiro de la invitación para el presidente Maduro, a la Cumbre que se realizará en Lima.

La vicepresidenta María Alejandra Vicuña señaló, en una entrevista con medios internacionales, que Maduro sí debe estar presente en la cita.

Espinosa ratificó que la declaración de Vicuña es correcta y que representa a la posición oficial que tiene el país.

“El Ecuador piensa que la Cumbre tiene que albergar a todos sus miembros (...) para tener un espacio donde expresarse, disentir y recomendar a puerta cerrada”, expresó.

La funcionaria añadió que ese tipo de sanciones afectan al pueblo venezolano.

En contexto

La presidencia del 73º período de sesiones de la Asamblea de la ONU le corresponde a un país latinoamericano. Ecuador ha postulado a María Fernanda Espinosa. Su campaña para captar votos se iniciará la próxima semana en Ginebra, Suiza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (17)