17 de marzo de 2016 20:18

No se registraron actos de violencia en las marchas de este 17 de marzo

Manifestantes caminan cerca a la Plaza de Santo Domingo. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Manifestantes caminan cerca a la Plaza de Santo Domingo, en Quito. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 108
Redacción Política y Ambato

Luego de dos horas de recorrido, la marcha convocada por las organizaciones sindicales y sociales opositoras al régimen culminó en la Plaza de Santo Domingo, en el Centro de Quito. Desde una improvisada tarima, los líderes pronunciaron sus discursos, en medio de los gritos de la gente en contra de las políticas laborales del régimen.

Antes de iniciar las intervenciones, el presidente de del Frente Unitario de Trabajadores, Pablo Serrano, denunció que pese a tener el permiso municipal para ocupar la plaza, desde la Intendencia se les prohibió instalar una tarima.

Con la ayuda de un altavoz habló el líder histórico sindical, Mesías Tatamuez, presidente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas (Cedocut). Reiteró que la reforma laboral aprobada al mediodía por la Asamblea "santificaba la flexibilización laboral y generaría un menor poder adquisitivo de los trabajadores. Mientras el Gobierno continúe con esta política antiobrera, seguiremos luchando en las calles", señaló.

La marcha de desarrolla hasta el momento (19:00) sin actos violentos. A la altura de la Guayaquil y Chile, a una cuadra del Palacio de Carondelet, hubo un momento de tensión pues los marchantes empezaron a atacar verbalmente a los policías. La misma escena se repitió a la altura de las calles Espejo y la intersección de la Sucre, pero no pasó a mayores.

Durante la marcha de Guayaquil, los participantes rechazaron las propuestas que reformaron la Ley Laboral como la jornada reducida y el seguro de desempleo. Foto: Francisco Flores/ EL COMERCIO

Severino Sharupi, dirigente de territorios de la Conaie, anunció nuevas jornadas de movilización en el año y dijo que "vencerán al oficialismo en las calles y en las urnas".

Uno de los pedidos de las bases durante la marcha fue que se organice un nuevo paro nacional. Tatamuez y Sharupi dijeron que deberán analizar ese pedido en las próximas semanas. Los marchantes siguen llegando a Santo Domingo, luego de las 19:00.

En Ambato tampoco se registraron actos violentos. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

En Ambato tampoco se registraron actos violentos, este 17 de marzo del 2016. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

En otras ciudades, tampoco se registraron actos violentos. En la Federación de Trabajadores de Tungurahua no hubo enfrentamientos. La movilización se inició en la avenida Cevallos y Unidad Nacional y recorrió las calles Espejo, 12 de Noviembre, Quito y finalizó en el edificio histórico de la Providencia, en el centro de Ambato.

Durante el recorrido los manifestantes con carteles, banderas blancas y rojas en las manos gritaban consignas en contra del Gobierno. El ingreso al edificio de la Gobernación de la provincia fue cerrados con valla metálicas que eran custodiadas por el personal de la Policía antimotines.

"Fuera Correa fuera", "Alerta, alerta que camina los sánduches y la cola por la otra esquina", "Únete pueblo, únete a luchar por este Gobierno antipopular", repetían mientras avanzaban los 200 participantes.

Mario Mayorga, dirigente de la Unión Popular, abrió la marcha con apoyo del sector indígena, estudiantes, médicos y maestros. “Es el inicio de una nueva jornada de protestas. Poco a poco se irá sumando más personas para las protestas, pero estas irán creciendo por la difícil situación económica que afronta el país”, dijo.

En Cuenca y en Guayaquil las manifestaciones también se desarrollaron en orden, sin desmanes. Hubo carteles con leyendas en contra de las políticas del régimen.

Los manifestantes se apostaron en los bajos de la Gobernación del Azuay, para protestar contra el Gobierno. Foto: Giovany Astudillo/ EL COMERCIO

Los manifestantes se apostaron en los bajos de la Gobernación del Azuay, para protestar contra el Gobierno. Foto: Giovany Astudillo/ EL COMERCIO

Pasadas las 17:00 de este jueves, se inició la marcha en Cuenca. Los manifestantes se concentraron en la plaza de San Blas, ubicada a cinco cuadras del parque Abdón Calderón. A más de las consignas quemaron cuatro neumáticos y pancartas alusivas al Régimen en señal de protesta. Sin mayores incidentes.

Según el dirigente provincial de la Unión General de Trabajadores del Ecuador, Edison Déleg, esta protesta es un preparativo para la movilización que realizarán el 1 de mayo de 2016 por el Día del Trabajo.

Los sindicatos de trabajadores también lanzaron consignas en contra de la reducción de la jornada laboral y la aprobación de la Ley de Promoción del Trabajo Juvenil, Protección del Empleo y Seguro de desempleo.

Las instituciones públicas como la Gobernación y Fiscalía de Azuay, Municipio de Cuenca, Corte de Justicia, entre otras, fueron resguardadas por decenas de policías.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (5)