19 de mayo del 2015 00:00

El domingo 24 de mayo habrá una marcha en Carapungo por joven muerto en asalto

La preocupación por la inseguridad en la que viven los residentes de Carapungo, en el norte de Quito, vuelve a ser tema de conversación. Foto: EL COMERCIO.

La preocupación por la inseguridad en la que viven los residentes de Carapungo, en el norte de Quito, vuelve a ser tema de conversación. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 44
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Seguridad (I)

Estuvo en la reunión familiar y ayudó a preparar la parrillada. Los parientes recuerdan que Martín Chiriboga cortó la carne y la aliñó, encendió el carbón bajo la parrilla y sirvió los platos en la mesa para su madre, hermanas, tías y primos…

Era la tarde del domingo 3 de mayo cuando el joven de 20 años compartió su último encuentro familiar antes que lo asesinaran en el Parque de la Juventud, en la avenida Padre Luis Vacari y Río Guayas (Carapungo-norte de Quito), la noche del 4 de mayo. Tras este hecho, la Policía busca a la pareja que supuestamente agredió al joven para asaltarlo y murió.

La familia llora la muerte de Martín y pide que se haga justicia. Por eso, una marcha en contra de la violencia y la inseguridad se realizará este domingo 24 de mayo en el centro de Carapungo. En esta participarán los parientes y amigos del joven, así como los vecinos que piden más presencia policial en el sector. “Nos concentraremos en la Concha Acústica y rendiremos homenaje a Martín”, contó Marcia Jaramillo, tía de la víctima.

Ella recuerda que el chico estuvo feliz y bromeaba con ella durante la parrillada. Le ayudó a servir las bebidas y siempre se distinguió por ser una persona alegre.

Él tenía las paredes de su cuarto empapeladas de sus dibujos. Jaramillo recuerda que su especialidad eran los retratos femeninos. La última vez que lo vio dibujar fue cuando retocaba el rostro de una chica que a él le gustaba.

Su gusto por el dibujo lo inclinó hacia la arquitectura y una de sus prioridades era matricularse en la Universidad Central para seguir esa profesión, pero no obtuvo las calificaciones que exige el Senescyt para ingresar. Pese a ello, él se preparaba para rendir nuevos exámenes y también comenzó a trabajar para ayudar económicamente a su madre.

Su mamá lo vio con vida por última vez la mañana del 4 de mayo antes de salir a trabajar. Ambos se sentaron en la mesa para desayunar y ella lo notó triste. Le preguntó qué le pasaba, pero él no le contestó y salió a laborar. El joven únicamente le pidió la bendición y salió de la casa con impaciencia porque se atrasaba.

Para la marcha de este domingo, los parientes del joven llevarán carteles. También prevén que participen los dirigentes barriales de Carapungo. Le pedirán a la Policía que mejore los controles y que haya más patrullajes. No quieren que otro joven muera como Martín en un asalto violento

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)