24 de July de 2009 00:00

Si Manuel Zelaya entra al país será arrestado: Micheletti

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las Manos (frontera Nicaragua-Honduras), DPA, ANSA


Roberto Micheletti, dijo hoy que si el mandatario Manuel Zelaya entra al país será arrestado por la policial nacional.

“Si el señor Zelaya entra a territorio hondureño con esas condiciones que tiene, será arrestado” , aseguró Micheletti en un pronunciamiento difundido en cadena por el estatal Canal 8.

El presidente de facto solicitó a la Cruz Roja Internacional que cuando Zelaya sea arrestado dé fe de que “se le respetarán los derechos humanos” . 


Para Micheletti, el intento de Zelaya de entrar en Honduras fue “irresponsable, no meditado y de muy poca seriedad” y constituyó un “circo de televisión” .  “El ex presidente Zelaya es demagogo, irresponsable, que pone en riesgo la vida de los demás en búsqueda de su agenda personal” , afirmó, y agregó: “no permitiremos que estos abusos continúen” . 

Además, felicitó a la policía y las fuerzas armadas por no rendirse ante “un pequeño grupo de mercenarios que se presentaron en las calles” .   Micheletti hizo así referencia a los manifestantes que intentaron llegar a las frontera para recibir a Zelaya y que, dijo, agredieron a varios oficiales. (ANSA) .

El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, regresó al punto fronterizo de Nicaragua, después de pedirle al jefe del operativo militar una comunicación con el jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras, general Romeo Vázquez Velásquez.

Alan Fajardo, ministro asesor de Zelaya, dijo a dpa en el puesto fronterizo de Las Manos que Zelaya habló con el teniente coronel hondureño Ricarte para pedirle una comunicación con Vázquez Velásquez para que éste viaje a la frontera entre los dos países para dialogar directamente con él.

Zelaya había propuesto hoy a los militares y al gobierno interino que inicien un diálogo en territorio hondureño para resolver la crisis política.

"Yo no puedo gobernar con la fuerte oposición de los grupos de poder, ni ellos pueden hacerlo con la oposición del pueblo", dijo Zelaya a la radioemisora hondureña Globo, desde el borde fronterizo entre Honduras y Nicaragua.

Además, Zelaya habló con su madre, Doña Hortensia, y con su esposa, Xiomara Castro, a través de la misma emisora de radio. Xiomara anunció que se encuentra viajando hacia Las Manos, para lo cual debe atravesar siete retenes de las fuerzas castrenses hondureñas.

Pobladores de Las Manos recordaban a los periodistas episodios de los años 80, en los cuales grupos de la "contra" nicaragüense se refugiaban en campamentos situados en territorio hondureño, desde donde atacaban a las fuerzas del gobierno sandinista.

En una situación surrealista, propia del carácter de los países tropicales, la gente en Las Manos mantenía buen humor, bromeaba, hacía chistes aguardando las novedades, mientras los comerciantes de la zona ofrecían agua, tortillas de maíz y helados a los numerosos periodistas que acompañan a Zelaya. A pesar del clima de incertidumbre, Zelaya mantuvo en todo momento su calma y tranquilidad.

Los policías nicaragüenses que lo protegían abandonaron la custodia que está a cargo de guardaespaldas personales. Desde Honduras cruzaron muchos simpatizantes del mandatario así como periodistas llegados desde Tegucigalpa.

Seguidores de Zelaya chocaron con policías y soldados

Manifestantes hondureños que esperan el retorno al país del depuesto Manuel Zelaya se enfrentaron con soldados y policías que les impedían avanzar a la frontera con Nicaragua, comprobaron periodistas de la AFP.

Los incidentes estallaron hacia el mediodía local, cuando en las zonas fronterizas de Honduras con Nicaragua y El Salvador entró en vigencia un toque de queda de 18 horas impuesto pocos minutos antes por el gobierno de facto de Roberto Micheletti.

Policías antimotines arrojaron gases lacrimógenos a los manifestantes pro Zelaya, algunos de los cuales respondieron lanzando pedradas, pero minutos después se restableció la calma. Los uniformados mantenían una barrera en el pueblo de El Paraíso, a 10 km de la frontera nicaragüense

Una hora después se reanudaron los choques entre ambos bandos y la policía volvió a arrojar gases lacrimógenos y los manifestantes pedradas. AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)