8 de November de 2009 00:00

El Manta plantó cara al Dep. Quito en un partido que finalizó 0-0

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

La expulsión del volante-delantero Michael Arroyo, en el minuto 26, complicó los plantes del técnico del Deportivo Quito. El cuadro chulla, con un hombre menos, debió batallar para buscar el triunfo, pero al final empató 0-0 con el Manta.

El conjunto capitalino  no tuvo la misma facilidad que otorgó el Manta la fecha anterior, cuando goleó 4-0. En su feudo del estadio Jocay, el club manabita plantó cara a su rival e incluso  dispuso de ocasiones  para  ganar.

El panorama cambió radicalmente para los chullas a partir de la expulsión de Arroyo. Hasta ese momento, si bien el Quito no era peligroso en el área atunera, demostraba que podía crear  jugadas de  riesgo en el arco contrario.

 Manta arrinconó a los capitalinos, pero cada contragolpe de los dirigidos por Rubén Darío   Insúa metía sustos en la zaga local. Hasta que una falta de Elio Lastra hizo que Arroyo se descontrole y le diera un cabezazo. El juez Carlos Vera no dudó en exhibirle la tarjeta roja y el Quito perdió a uno de sus mejores atacantes.

Insúa recompuso el equipo ubicando a Ángel Escobar como volante por izquierda para tapar ese vacío. El hecho de tener tres zagueros centrales ayudó a contener los embates del Manta, que lucía rápido, preciso y dinámico.

Un remate de tiro libre de Nicolás López, en el minuto 11, se estrelló en el horizontal, cuando el meta Johvanni Ibarra estaba vencido. Esta era una muestra de que el club atunero buscaba revancha y cumplir con lo que ya su técnico, Fabián Bustos, había anticipado: “Aunque no peleemos nada importante, tampoco regalaremos los puntos fácilmente”.

Por ello,  el delantero Jaime Ayoví volvió a estrellar el balón en el parante izquierdo, al empezar la segunda etapa.

El Quito apeló entonces a la capacidad organizativa de Luis Fernando Saritama, quien procuró abastecer a Iván Borghello. El ariete argentino fue el más inquietante en la ofensiva. Mientras que Marcos Pirchio tuvo un bajo desempeño y aportó poco.

Por el costado derecho, Oswaldo Minda hizo un  esfuerzo  para proyectarse y defender. Pero sus centros siempre fueron interceptados por los manabitas.

 Pese a la desventaja numérica, los quiteños no claudicaron en su intento de ganar.   Pero corrieron  el riesgo de sufrir una derrota  por los espacios que dejaban.

En los últimos 10   minutos la suerte parecía favorecer al Quito, pero sus arietes fallaron. Primero fue Niell, quien solo, frente al  debutante Carlos Saltos, se dejó ganar la pelota por un central. Luego, Borghello no supo capitalizar un pase dentro del área de Niell.

D. Quito aún lidera el grupo 1, con nueve puntos. Liga, que tiene ocho,  recibe hoy a  Macará.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)