2 de May de 2011 00:00

Manos en la justicia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En Montecristi aprobaron una Constitución que, al cabo de tres años, francamente se irrespeta. Respecto a la Función Judicial incorporó un capítulo completo sobre la “Transición Institucional”, y en el art.24 dispuso: “Se garantiza la estabilidad de los funcionarios judiciales, que no son de libre remoción, de la Corte Suprema de Justicia, cortes superiores y tribunales distritales. Serán reubicados en cargos de similar remuneración' previo proceso de evaluación y selección.

En el art.20 ordenó: “En un plazo no menor de 180 días se organizará el Consejo de la Judicatura, sus integrantes se designarán por el procedimiento establecido en la Constitución”. ¿Cuál procedimiento? Nada menos que por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (mejor conocido como Quinto Poder), al que le hicieron 12 encargos, entre ellos: “Designar a los miembros del ' Consejo de la Judicatura, luego de agotar el proceso de selección correspondiente”.

Al cabo de tres años –y no dentro de los 180 días- se aprestan a sustituir las tareas del Quinto Poder, cuya mayoría pro gobierno no ha cumplido su tarea. Con nueva votación popular se pide al pueblo, halagado con los calificativos de soberano, intuitivo, infalible, etc. etc., que apruebe la creación de un trío encargado de realizar la tarea del Consejo de la Judicatura. Esas tres personas distintas contarán con la iluminación de un solo Dios verdadero, que todos sabemos donde tiene su despacho.

Un torrente de lágrimas, adjetivos y condenas hemos visto en los años anteriores –y con mayor razón ahora- condenando la intromisión de la política; y, en particular, del Poder Ejecutivo en la “justicia politizada”, para perseguir adversarios valiéndose de los jueces.

Cabe una pregunta: ¿este mismo resultado no será igual con personal judicial escogido por el trío? El requisito de “evaluación” ¿no será manejado como lo están haciendo ahora Don Ulvio y sus Players, en la elección del Fiscal?

Al extremo, se anuncia que los funcionarios de las Cortes no participan en la elaboración del proyecto de cambios que alista el Gobierno. Habrá que ver a los nuevos, particularmente si van con orientación de “revolucionarios”, ante miles de procesos por despachar, con juez de primer nivel aislado en una especie de jaula, casi perdidos entre juicios en trámite y los litigantes sobre ellos reclamando despacho.

Si quienes emiten leyes se dieran el trabajo de visitar los recintos judiciales, a lo mejor quedarían asustados y aterrizarían en la dura realidad actual.

No todo está bien en la Función Judicial; pero hemos visto una reorganización tras otra. ¿El resultado? Lo mismo.

Los judiciales, con el Presidente de la Corte Nacional a la cabeza, permanecen callados, olvidando lecciones del pasado y dejando que califiquen a todo judicial como corrupto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)