7 de octubre de 2014 15:08

Manifestantes y gobierno de Hong Kong acuerdan nueva ronda negociadora el viernes

Los manifestantes reclaman también en vano la dimisión del número uno del ejecutivo Leung Chun-ying, al que ven como una marioneta de Pekín. Foto:  Philippe Lopez/ AFP.

Los manifestantes reclaman también en vano la dimisión del número uno del ejecutivo Leung Chun-ying, al que ven como una marioneta de Pekín. Foto: Philippe Lopez/ AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
AFP

Los líderes estudiantiles que exigen más democracia en Hong Kong acordaron el martes, 7 de octubre del 2014, junto al ejecutivo local una reunión para empezar a debatir sus reclamaciones el próximo viernes, mientras que la movilización en las calles se reduce.

Pequeños grupos de manifestantes seguían en las calles de la excolonia británica, tras la decisión de los líderes estudiantiles de dialogar con el gobierno presionados por la opinión pública.

Entre 200 y 300 manifestantes seguían desplegados en los tres puntos de la concentración que han acogido a decenas de miles de personas desde el pasado 28 de septiembre.

La excolonia que pasó bajo tutela de Pekín ha ido recuperando el pulso desde el lunes, con la vuelta al trabajo de buena parte de los hongkoneses, la reapertura de muchos colegios y el fin del bloqueo a la sede del gobierno, donde 3.000 funcionarios han podido volver a sus puestos.

Este martes se celebró la tercera ronda de conversaciones, para definir el marco de las futuras negociaciones políticas.

Un alto responsable gubernamental declaró que esas negociaciones de fondo tendrán lugar el viernes entre los estudiantes y la número dos del ejecutivo local, Carrie Lam.

“El día y la hora del diálogo han sido decididos. Los hemos fijado en principio a las 16H00 del viernes” dijo a la prensa Ray Lau, encargado de Asuntos Constitucionales en el gobierno local.

Hong Kong atraviesa su peor crisis política desde la devolución de la que fuera colonia británica a China en 1997.

China ha aceptado instaurar el sufragio universal en la próxima elección del jefe del ejecutivo del territorio autónomo en 2017 aunque espera conservar el control sobre las candidaturas, una propuesta inaceptable para el movimiento prodemocracia.

Los manifestantes reclaman también en vano la dimisión del número uno del ejecutivo Leung Chun-ying, al que ven como una marioneta de Pekín.

En escenas nada frecuentes en Hong Kong, la policía recurrió el 28 de septiembre a gases lacrimógenos contra los manifestantes.

La prensa local e internacional llegó a evocar la represión del movimiento democrático de Tiananmen en 1989 que, según fuentes independientes, dejó varias centenas de muertos --hasta más de 1.000 -- en Pekín, sin contar el resto de China.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)