11 de noviembre de 2016 18:31

Manifestaciones en Brasil contra congelación de gastos de Temer

Cientos de manifestantes bloquearon hoy algunas de las principales vías de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, en el primer acto de las jornadas de protesta convocadas para este viernes contra el ajuste fiscal impulsado por el presidente brasileño, Mich

Manifestantes bloquearon el viernes 11 de noviembre algunas de las principales vías de Sao Paulo contra el ajuste fiscal impulsado por el presidente brasileño, Michel Temer. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Agencia AFP

Miles de brasileños pararon este viernes 11 de noviembre sus actividades y salieron a protestar en varias ciudades contra el proyecto del gobierno conservador de Michel Temer de congelar los gastos públicos durante 20 años.

En Sao Paulo, corazón económico del país, miembros del Movimiento de Trabajadores Sin Techo bloquearon varias vías y quemaron neumáticos para bloquear el tránsito, al grito de “¡Fora Temer!”.

Otras protestas se produjeron en Brasilia, donde no hubo transporte público, así como en los estados nordestinos de Bahia, Espírito Santo, Pernambuco y Río Grande do Norte y en los sureños Rio Grande do Sul y Santa Catarina, donde algunos colegios no tuvieron clases, reportaron los medios.

En Río de Janeiro, donde por la mañana ya hubo protestas puntuales, centrales sindicales convocaron por la tarde una concentración contra el Proyecto de Enmienda Constitucional (PEC) de Temer.

Tras el impeachment a la izquierdista Dilma Rousseff, el gobierno de Temer se ha propuesto llevar adelante un severo ajuste fiscal que busca sanear las cuentas y contener la peor recesión en un siglo del gigante sudamericano, cuya economía se contrajo un 3,8% en 2015 y tiene un desempleo que afecta a 12 millones de personas.

El plan de Temer incluye el congelamiento de los gastos públicos durante 20 años, revisados sólo por la inflación, y una reforma del sobrecargado sistema de pensiones.

Muchos brasileños rechazan esos planes por creer que son anticonstitucionales y también porque estiman que amenazarán sectores cruciales como la salud o la educación.

El PEC ya fue aprobado en octubre por la Cámara de Diputados y ahora debe pasar dos votaciones en el Senado para eventualmente ser promulgado en diciembre.

Los planes de Temer han sido blanco de varias protestas.

Una de las más recientes fue la ocupación de centenares de colegios por estudiantes de secundaria contrarios al congelamiento de gastos y a un proyecto de reforma educativa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)