18 de febrero de 2016 00:00

La Manga del Cura le apuesta al turismo

Los habitantes tienen más frecuencias de transporte para viajar, sobre todo a El Carmen. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Los habitantes tienen más frecuencias de transporte para viajar, sobre todo a El Carmen. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Bolívar Velasco

En La Manga del Cura sus habitantes encontraron en el turismo una oportunidad para despegar y emprender.

Sus 16 000 habitantes aprovechan las facilidades que tiene esa zona de 487 kilómetros para invitar a los visitantes a recorrer las cascadas, ríos, montañas, senderos...

Estas incursiones tomaron fuerza luego de la consulta popular de septiembre pasado cuando sus pobladores decidieron pertenecer a Manabí.

La tesis de esta provincia se impuso a la de Guayas con el 64,2% de votos (8 525).

El Departamento de Turismo de la Prefectura de Manabí levanta cuentas sobre las afluencias. Se estima que cerca de 10 000 personas han ingresado a La Manga del Cura después del plebiscito del año pasado.

Los ingresos económicos que se contabilizan superan los USD 90 000, dice el titular de Turismo, Leonardo Hidalgo. Los habitantes se acoplan de a poco para relacionarse con los turistas, que llegan principalmente de El Carmen, Portoviejo, Manta y Guayas.

En el sitio El Pintado, donde existe una de las cascadas más atractivas de la zona, Júnior Mendoza creó un emprendimiento de granizados.

Cambió las labores del campo por una actividad que ahora le genera dinero para mantener a su mamá y porque le facilita su recuperación en una pierna que perdió mientras cortaba leña en el bosque.

Luego de la consulta popular, el Municipio de El Carmen amplió la recolección de basura hacia la nueva parroquia. Foto: Juan Carlos Pérez/  EL COMERCIO

El director de Planificación de la Prefectura, Adolfo Cevallos, señala que en diciembre se aprobó una ordenanza que elevó a La Manga del Curacomo una zona de prioridad ecoturística de Manabí.

Las cascadas El Pintado, El Salto del Armadillo y sus poblados circundantes serán explotados en esa línea de trabajo en la que están vinculadas alrededor de 1 500 personas.

El dirigente de la parroquia, Juan Zambrano, asegura que el 60% de los habitantes se ha inclinado por las actividades comerciales, turísticas, de alojamiento y restaurantes.

La agricultura y la ganadería que por años fueron las principales formas de empleo se cambiaron por las nuevas.

El prefecto Mariano Zambrano afirma que hay una campaña agresiva en marcha con la que se espera atraer este año y el próximo a 30 000 turistas nacionales y extranjeros.

El proyecto Manabí es Todo, que se presentó por la temporada de Carnaval, dio sus primeros resultados.

Se calcula que el 20% de los 30 000 turistas que ingresaron a la provincia, en esos cuatro días de asueto, vacacionaron en La Manga del Cura.

Jazmín Mecías tiene un sitio de alojamiento en la parroquia con una capacidad para ocho personas y cuatro habitaciones matrimoniales.

En los días del Carnaval su establecimiento estuvo al límite y obtuvo ingresos por cerca de los USD 800.

El dirigente Juan Zambrano reconoce que las obras que dejaron las prefecturas de Manabí y Guayas, en plena campaña por la consulta, les ha dado grandes facilidades.

La parroquia tiene al momento 70 kilómetros de vías asfaltadas desde los sitios El Paraíso, La Bramadora, Armadillo, Santa María y Gualipe.

Eso también alentó a las compañías de transporte interparroquial a incrementar sus rutas desde El Carmen, a 30 minutos de La Manga del Cura.

La empresa Flota Bolívar aumentó el acceso de sus buses y rancheras a seis turnos diarios y a ocho los fines de semana.

Las autoridades incluso indican que la nueva cotidianidad de La Manga del Cura motivó a nuevas inversiones. Hay dos líneas de farmacias nacionales, una estación de servicios y redes wifi gratuitas.

Según la Prefectura, la inversión privada es de USD 34 millones. Pero Rosa López teme que de no haber una continuidad de proyectos de iniciativas públicas y privadas “podríamos morir en el intento”. La activista considera que se deben brindar capacitaciones para que los habitantes accedan a microcréditos.

“De esa forma los negocios podrán crecer y sostenerse con el tiempo. Ahora estamos haciendo nuestras propias inversiones”, comenta.

Una de las tareas pendientes y la principal aspiración de los habitantes es que se construya el sistema de agua potable y alcantarillado sanitario.

Manabí 

La parroquia aprovecha sus cascadas y paisajes para atraer a los visitantes

En contexto

La Manga del Cura se creó hace 55 años con cinco recintos principales, aunque hay unos cinco caseríos. Las actividades que dominaron por años fueron la agricultura y la ganadería. Pero después de la consulta tomó fuerza el turismo agroecológico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)