11 de November de 2009 00:00

El manejo del patrimonio entra al debate

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

Las tres propuestas planteadas a la Asamblea reconocen al patrimonio cultural, como un tema clave que debe ser conservado y preservado por el Estado.

Por un lado, el proyecto de ley oficial especifica los bienes y objetos que pertenecen el legado del país, como bienes  arqueológicos, edificaciones, objetos de orfebrería, pinturas, formas de expresión, etc.

Sin embargo, plantea nuevas instancias como la creación del Instituto de la Memoria Social y Patrimonio Cultural. Esta entidad, según la propuesta, deberá encargarse de la investigación, promoción y difusión del patrimonio inmaterial.

El anteproyecto de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), en cambio, es conciso en el tema. Destaca el patrimonio como tangible e intangible y recalca el papel  del Estado en su cuidado.

Asimismo, la Coordinadora Cultural País resalta en sus 11 artículos  el tratamiento de elementos tangibles e intangibles, pero que deben “normarse en la Ley de Patrimonio y demás leyes de la materia”, además de responsabilidades en el tema.

Las tres propuestas deberán ser analizadas hasta el 14 de febrero de 2010.

Las  propuestas  se refieren  al legado tangible e intangible.

Proyecto oficial

Art.  23.-  (...) El Patrimonio Cultural es un soporte de la memoria social y debe entenderse como el conjunto de bienes materiales e inmateriales que las sociedades consideran representativos de su cultura en un momento histórico determinado.
Art. 28.-  (...)  Corresponde al Instituto Nacional de la Memoria Social y del Patrimonio Cultural (...) la investigación, la promoción y difusión del Patrimonio Inmaterial. Cuando estas expresiones culturales estén en situación de riesgo, el Min. de Cultura debe adoptar las medidas  que posibiliten su protección y defensa.

Proyecto de la CCE

Art. 16.-  Los bienes del Estado que integran el Patrimonio Cultural tangible e intangible y los de propiedad particular así declarados de conformidad con la Ley son inalienables, inembargables e imprescriptibles.
Art. 17.-  El Estado adoptará las medidas necesarias para conservar, restaurar, preservar y revalorar los bienes patrimoniales tangibles e intangibles que constituyen el Patrimonio Cultural de la nación, y difundirá su conocimiento.

Proy. de C.C. País

Art. 57.-   Los elementos que forman parte del patrimonio cultural tangible e intangible relevante para la memoria e identidad de las personas y colectivo  son inalienables, inembargables e imprescriptibles y serán objeto de salvaguarda del Estado, mediante mecanismos diferenciados para cada área del desarrollo cultural, lo cual se normará en la Ley de Patrimonio y demás leyes de la materia.
Art. 59.-  El tratamiento patrimonial respecto de los bienes tangibles como edificaciones, sitios naturales,  monumentos (...)    se normará en la Ley de Patrimonio y  demás leyes de la materia.

Punto de vista
Iván Cruz/ Promotor cultural

‘El especialista debe normar el patrimonio’

El patrimonio es demasiado importante como para que esté mezclado con más cosas.

Este tema amerita un tratamiento individual, normativo (no la cantidad de luz, humedad, restaurar de esta manera y no de otra forma...).

En el tópico  de la creatividad, en cambio, no tiene nada que hacer el Estado, pues es la absoluta libertad del creador.

Cuando se mete en un mismo saco las dos cosas se presta a confusión. Hay que tratar al patrimonio de una forma más específica, responsable, que sean los especialista quienes lo normen.

Por ejemplo, la propuesta oficial dice  que la arqueología debe exhibirse de manera gratuita, me pregunto, ¿de qué van a vivir los museos?, ¿el Estado va a auspiciar a todas las instituciones privadas?

Otro asunto importante es cuando en el mismo proyecto se menciona el patrimonio y  la memoria social. Es importante otro tratamiento para ambos temas que son importantes.

Juntarlos en un mismo paquete no ayuda a una emergencia de patrimonio cultural. El Presidente de la República declaró emergente el patrimonio nacional, pero el proyecto de ley oficial no ayuda a la emergencia.
El inventario sí permitió a diagnosticar los focos terribles de deficiencias patrimoniales.

Punto de vista
Francisco Valdez/ Antropólogo

‘No se reconoce el esfuerzo que se ha hecho’

El universo cultural es inmenso. Me parece que hay una confusión al querer suprimir la antigua Ley de Patrimonio Cultural para integrarle al proyecto oficial de la Ley de Cultura.
Así se está desconociendo el carácter intrínseco y específico que tiene el patrimonio.

No hay un conocimiento de esta problemática. Parecería que el patrimonio cultural es un bien más, una industria más de la cultura, y que tiene que ser puesta en beneficio del Estado. A priori la idea no es mala.

El robo de la Custodia en Riobamba produjo un milagro. Hay que reconocer que este es el primer  Gobierno que se ocupa de proteger el patrimonio con gente, fondos,  programas y un decreto de emergencia.

La pena es que con todo ese esfuerzo que se  hizo este proyecto oficial desconoce lo que se ha hecho y no toma en cuenta nada de lo actuado .

No hay una verdadera concordancia con el  plan de manejo del Gobierno   y el proyecto oficial, que busca ser sistémico, pero en realidad solo muestra unas transposiciones semánticas.  

La noción de memoria social es muy profundo, pero como se lo define no tiene ni pies ni cabeza. Se comete el gran error de decir que el patrimonio es el soporte de la memoria cuando en realidad sería lo contrario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)