5 de March de 2010 00:00

En Manabí preocupa la leptospirosis

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Manta

Acciones  para evitar la propagación de enfermedades tropicales como el dengue y la leptospirosis se extreman en Manabí.

La muerte de un joven oriundo del cantón Flavio Alfaro  (norte de Manabí), a mediados de febrero, a causa del dengue hemorrágico prendió las alertas.

Hasta la fecha,  tres personas más fueron diagnosticadas con dengue hemorrágico, una es de Chone, otra de Portoviejo y una de Calceta. Pero todas se han recuperado, comentó ayer Guido Terán, director provincial de Salud de Manabí.

Por dengue clásico se han confirmado, de enero a marzo, 283 casos, además hay110 que son probables y 314 presuntivos. En   2008 se registraron 293 casos,  en  2009 fueron 394.  “Por ello la cifra de 2010 nos pone a la defensiva”,  señaló Terán.

Los cantones con mayor incidencia de dengue clásico son Chone con 111 casos, Portoviejo 37 y el área de Manta, Montecristi y Jaramijó donde se diagnosticaron   25 personas contagiadas por la picadura del insecto Aedes aegypti.

Se hace énfasis en la fumigación intradomiciliaria, pues el insecto vive más dentro de las casas y patios.

Terán insistió en   efectuar un llamado a la comunidad, para que no mantenga agua estancada en recipientes o cualquier tipo de envases.  Según los cuadros estadísticos de la Dirección Provincial de Salud, la curva de la epidemia tomó fuerza desde inicios de año, mientras que en  2008 y 2009 recién a la séptima semana del año empezaron los primeros casos.

También la leptospirosis, enfermedad transmitida por la orina de reses, gatos y perros, tiene preocupados a los epidemiólogos manabitas.

De enero a marzo de este año se han presentado 42 casos, el 80% en la parroquia Calderón, del cantón Portoviejo, informó Terán. En  2009 un total de 336 personas estuvieron en tratamiento por la enfermedad, también eran en un 85% casos de Calderón.

Fabián Cedeño, residente de Calderón, indicó que cuatro de sus familiares han contraído la enfermedad. Dos de ellos hasta en tres ocasiones han estado con leptospirosis.  Allí la causa probable sería la orina de las reses que pastan cerca al río donde la gente se baña a diario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)