18 de marzo de 2017 00:00

Maiceros piden subvenciones al Gobierno

Un agricultor manabita muestra los daños que las plagas han hecho en sus cultivos. Foto: Cortesía  El Diario (Manabí)

Un agricultor manabita muestra los daños que las plagas han hecho en sus cultivos. Foto: Cortesía El Diario (Manabí)

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Elena Paucar y
El Diario, Manabí (I)

Participar en las fumigaciones, obtener kits de semillas e insumos y activar los seguros agrícolas por siniestros son algunos pedidos de los maiceros de Los Ríos.

Esta es una de las cuatro provincias del Litoral declaradas en emergencia por las plagas que afectan a los cultivos.

Los Ríos es la más productiva. El año pasado se sembraron 112 900 hectáreas de maíz.

“Los campos están plagados. Los compañeros se meten a los maizales y salen bañados de gusanos”. Así describe Lourdes Castillo la situación en el campo. Ella es integrante de la Asamblea Provincial Agraria.

Castillo dice que los pedidos de los comuneros son: ser contratados como mano de obra para las fumigaciones, que empezarán el lunes; y acceder a semillas y fertilizantes a bajo costo, pues un kit agrícola cuesta entre USD 500 y 900.

Según el Decreto del Ministerio de Agricultura, los gusanos cogollero, ejército y elotero, además de hongos y bacterias, son los causantes de la emergencia. La Subsecretaría de Agricultura informó que 82 281 hectáreas están afectadas. El año pasado la superficie sembrada en las zonas declaradas en emergencia fue de 169 600 hectáreas.

Un estudio del Instituto Nacional Investigaciones Agropecuarias identifica al cogollero como una plaga de “hábitos caníbales”. Su desarrollo, desde huevo hasta adulto, puede tomar unos 35 días. Y cada hembra puede poner unos 2 500 huevos, según su alimentación y la temperatura.

En Balzar, Guayas, el agricultor Galo Pineda recuerda que en años anteriores detectaron estos gusanos, pero en menor intensidad. “Ahora son más resistentes a los insecticidas. Y con las lluvias ha sido peor”, dijo.

En el 2016, durante la emergencia en el sector por virosis, los agricultores recibieron una subvención de USD 400 por hectárea. Así lo recuerda Castillo, quien pide que ahora se aplique una medida similar.

En Manabí, en el sector de Colón-Quimis, en Portoviejo, los agricultores lanzaron arena en sus plantaciones de maíz. Freddy Pico dijo que es un remedio casero que se está empleando en la zona con la esperanza de eliminar a las plagas, especialmente a los gusano cogollero y ejército, los cuales han arrasado con varios de los cultivos.

“Es un mal de todos los años, pero esta vez está en mayor número. Así como está la situación, las pérdidas serán considerables”, precisó.

Guido Zambrano, un agricultor del sector de Estancia Vieja de Portoviejo, en Manabí, aseveró que su cultivo todavía está a salvo porque limpia y fumiga sus cultivos.

Las plantaciones de Héctor Chávez, en Chone, no corrieron con la misma suerte. Alrededor de seis cuadras de maíz de la propiedad de Chávez han sido afectadas.

El agricultor aseguró que los intentos por combatir a los gusanos han sido en vano. “Se elimina a la plaga, pero luego de unos días regresa y en mayor cantidad”, explicó.

Félix Segura, del recinto El Muyuyo, en el cantón Paján, dijo que ya no sabía qué hacer con la plaga, que casi ha exterminado todas sus matas de choclo. El agricultor afirmó que utilizó el kit agrícola y puso más de 13 sacos de úrea, además fumigó en tres ocasiones, pero la plaga vuelve.

Algunos agricultores, como Segura, han reportado el caso al Magap para que inspeccione el área y realice el aviso de siniestro para cobrar el seguro agrícola y recuperar algo de lo que ha perdido.

Frank García, responsable del Proyecto Nacional de Semillas del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), aseguró que Manabí está afectada por dos tipos de plagas: el gusano cogollero -el causante de del problema- y el gusano ejército.

Según el técnico, las plagas, se explican por algunos factores; entre ellos, el aumento de temperatura y humedad causan la caída de las hojas de las plantas de forma agresiva.

Por este tema, el Magap declaró, vía resolución, la emergencia del sector maicero de las provincias Guayas, Los Ríos y Santa Elena. La decisión incluyó también a los cantones Santa Ana, Chone y Paján, de la provincia de Manabí.

Xavier Valencia, coordinador zonal del Magap, dijo que la emergencia permitirá establecer medidas inmediatas, aunque dijo no conocer cuáles se aplicarán en Manabí.

El técnico señaló que en Los Ríos, por ejemplo, se podría pensar en fumigación aérea, “pero aquí (Manabí) no po­demos hacer eso, ya que su relieve no lo permite”.

En contexto
El martes, el Ministerio de Agricultura declaró la emergencia fitosanitaria para el sector maicero en Guayas, Los Ríos y Santa Elena. La decisión incluyó a los cantones Santa Ana, Chone y Paján, de la provincia de Manabí. Hay 82 281 hectáreas afectadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)