9 de noviembre de 2016 16:13

Los magnates de la política

Donald Trump, conocido magnate inmobiliario sin ninguna experiencia política, será el próximo presidente de Estados Unidos. Foto: AFP

Donald Trump, conocido magnate inmobiliario sin ninguna experiencia política, será el próximo presidente de Estados Unidos. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Antes de Donald Trump hubo muchos magnates que llegaron a las jefaturas de Estado o Gobierno de sus respectivos países luego de una larga y fructífera carrera en los negocios.

Estos son algunos de ellos:

Silvio Berlusconi (Italia)

Silvio Berlusconi, presidente de Italia. Foto: AFP

Silvio Berlusconi, presidente de Italia. Foto: AFP

Surgido de la pequeña burguesía milanesa, Silvio Berlusconi construyó en 30 años un imperio reagrupando la televisión, edición, publicidad, finanzas y fútbol con el Milán AC.

Multimillonario, ingresado en la política a los 58 años con el partido Forza Italia --del cual era a la vez financista e ideólogo -- Berlusconi gobernó como primer ministro italiano en dos ocasiones, la primera a partir de 1994, y durante nueve años en total.

Pero los conflictos entre sus intereses personales y su actividad pública le valieron varios procesos judiciales, algunos de ellos aun en curso.

Rafic Hariri (Líbano)

Rafic Hariri fue primer ministro de Arabia Saudita.

Rafic Hariri fue primer ministro de Líbano.

Surgido de una familia pobre, Rafic Hariri hizo fortuna en Arabia Saudita a donde partió en los años 70. Su imperio, evaluado en más USD de 10 000 millones, incluye la construcción, finanzas, medios, servicios y metalurgia.

Luego de hacer fortuna, se apasiona por la política y ocupa el puesto de primer ministro de 1992 a 1998 y luego de 2000 a 2004.

Después de la muerte de Rafic en un atentado en 2005, su hijo Saad retomó la antorcha política y fue primer ministro de 2009 a 2011, cargo al que regresó hace algunos días.


Bidzina Ivanichvili (Georgia)

Bidzina Ivanichvili fue primer ministro de Georgia en 2012.

Bidzina Ivanichvili fue primer ministro de Georgia en 2012.

Este hijo de minero construyó su fortuna (USD 4 800 millones en 2016 según Forbes) vendiendo ordenadores, para luego fundar un banco ruso e invertir en empresas mineras y metalúrgicas.

En política hizo una carrera relámpago y en menos de un año aglutinó a una oposición fragmentada.

Luego de su victoria en las legislativas de 2012, accede al cargo de primer ministro. Un año después se retira oficialmente de la vida política tras la elección del candidato de su partido como presidente, pero la oposición lo acusa de continuar siendo el poder detrás del trono.

Sebastián Piñera (Chile)

Sebastián Piñera tiene una fortuna estimada en USD 2 500 millones.

Sebastián Piñera tiene una fortuna estimada en USD 2 500 millones.

Surgido de la élite política tradicional chilena e hijo de un embajador, Piñera hizo fortuna asociándose a compañías de tarjetas de crédito en los años 80, y luego extendió su imperio a la farmacéutica, la aviación comercial, minas y medios de prensa.

Electo senador en 1990 y luego presidente en el quinquenio 2010-2014. Piñera tiene una fortuna estimada en USD 2 500 millones   según Forbes.

Petro Poroshenko (Ucrania)

Petro Poroshenko (Ucrania)

Petro Poroshenko llegó a la presidencia ucrania en 2014.

Multimillonario que hizo fortuna con el chocolate, Petro Poroshenko llega a la presidencia ucrania en 2014 en el marco de una insurrección prorrusa.

El empresario, con una larga carrera política, prometió vender su empresa Roshen si era electo, cosa que no hizo finalmente. Su nombre apareció incluido en el escándalo de los papeles de Panamá.

Forbes estimó su fortuna en USD 858 millones.

Thaksin Shinawatra (Tailandia) 

Thaksin Shinawatra fue primer ministro de Tailandia.

Thaksin Shinawatra fue primer ministro de Tailandia.


Surgido de una familia de origen chino que hizo fortuna con el comercio de la seda, Thaksin Shinawatra hizo carrera en la policía antes de lanzarse a los negocios.

Gracias a franquicias gubernamentales y una red de amigos influyentes, edificó un imperio de telecomunicaciones y extendió su actividad a las líneas aéreas y los medios.

Luego organizó un partido político que le permitió ganar las elecciones de 2001 y ocupar el cargo de primer ministro hasta el golpe de Estado de 2006 que lo llevó al exilio para escapar a una condena por corrupción.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)