26 de January de 2015 21:51

Jueces se posesionan y Judicatura los defiende

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 38
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 12
Javier Ortega

Fue un discurso breve. En 20 minutos, el presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh, criticó a quienes “sembraron dudas” en el “transparente” proceso de renovación de la Corte Nacional de Justicia. No dio nombres, pero se refirió a un “político que no pudo llegar a la Asamblea Nacional por el Partido Social Cristiano”.

A los siete magistrados, en cambio, les pidió “sabiduría” para que impartan “justicia” y “busquen la verdad”. Sus palabras no pasaron desapercibidas en el auditorio. El público y los nuevos jueces lo aplaudieron. Ayer, 26 de enero del 2015, la Judicatura los posesionó oficialmente como miembros del alto Tribunal.

No son rostros nuevos. La mayoría tiene una carrera judicial de más de tres lustros. Miguel Jurado es uno de ellos. Fue agente fiscal durante 13 años. Incluso ocupó el cargo de fiscal provincial de Pichincha.

Jurado manejó casos polémicos. En marzo del 2011, acusó al coronel Rolando Tapia y a otros 10 policías de atentar contra la seguridad del Estado, por los hechos registrados el 30 de septiembre del 2010.

Los jueces Silvia Sánchez, Cynthia Guerrero, José Terán, Ana Crespo, Luis Enríquez, Miguel Jurado y Pablo Tinajero. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO.

Tres meses después, el oficial, que se desempeñaba como jefe de la Escolta Legislativa, fue condenado a tres años de cárcel. A otros cinco uniformados se los consideró cómplices y encubridores. Ellos recibieron penas de entre 12 y 18 meses.

En el 2012, como fiscal provincial, Jurado recibió en su oficina al ministro del Interior José Serrano. El Secretario de Estado le solicitó que abriera un proceso penal contra el exdirector de Inteligencia del Ejército, Mario Pazmiño, por presunto atentado a la seguridad del Estado y a la seguridad de agentes policiales.

Serrano planteó la demanda por la difusión de datos confidenciales que -según el funcionario- frustró un operativo antidrogas en Santa Elena, luego de que una avioneta con bandera mexicana aterrizara allí.

En 2013, el entonces fiscal provincial también conoció el juicio contra los 12 estudiantes del Central Técnico, investigados por rebelión. Jurado revocó el dictamen inicial que absolvía definitivamente a los jóvenes y ordenó que el proceso judicial continúe.

Al final, en diciembre del 2013, los alumnos fueron sentenciados a 21 días de cárcel que lo cumplieron en el Centro de Detención Provisional.

En los últimos meses, Jurado asesoró a la Escuela de la Función Judicial del Consejo de la Judicatura y fue abogado en libre ejercicio. Ayer, él reconocía que por su experiencia le gustaría integrar la Sala Penal de la Corte. “13 años de fiscal creo que fue una antesala importante, una gran experiencia, para especializarme en esa línea”.

Luis Enríquez -otro de los nuevos jueces posesionados ayer, 26 de enero del 2015- también fue parte de la Fiscalía de Pichincha. A su despacho llegó el proceso contra el coronel César Carrión por el 30-S. Lo acusó de ser cómplice del intento de asesinato contra el presidente Rafael Correa.

También, imputó cargos similares a otros tres agentes. En la audiencia de juzgamiento, los cuatro uniformados fueron declarados inocentes.

Además, Enríquez fue parte del Tribunal Cuarto de Garantías Penales de Pichincha.

Ayer, él recibía felicitaciones de amigos y colegas. En medio de esas muestras de afecto, habló con la prensa. Dijo que tendría “la obligación de excusarse” si en el futuro conoce casos que manejó como fiscal o juez.

Ana María Crespo, Silvia Sánchez y José Luis Terán también tienen pasado judicial. Crespo y Sánchez trabajaron en la Fiscalía de Pichincha.

En tanto que Terán fue parte de la Corte Superior de Justicia y conjuez de la CNJ.

En su discurso, Jalkh tuvo más palabras para los nuevos magistrados que integran el alto Tribunal. Les dijo que la justicia no es para “perseguir a nadie, sino para tutelar derechos sociales y ciudadanos”. “Es un acto de responsabilidad”, aclaró.
En la parte final, pidió que “no sucumban ante la vanidad personal o el halago ajeno”.

En ese momento, otra vez, el público aplaudió. Luego llegó el brindis y las felicitaciones.

Hoy se elige al presidente
En el auditorio de la CNJ los nuevos magistrados hablaban del trabajo que viene. Para hoy ya tienen la primera tarea: elegir al presidente de ese ente.

Allí se comentaba la posibilidad de que Carlos Ramírez, actual titular del organismo, sea reelecto. Los jueces coincidieron en el “buen trabajo” que desempeñó en el alto Tribunal.
Para mañana, el organismo sesionará para organizar y designar a los presidentes de las salas que conforman la Corte.

Los nuevos jueces integrarán la CNJ durante los próximos tres años y podrán permanecer otros tres más si superan las evaluaciones que la Judicatura desarrollará a su desempeño.
Estos procesos se realizan con base en un mandato constitucional que determina la renovación parcial de la CNJ.

Cada 36 meses, siete de los 21 magistrados que forman parte del alto Tribunal deben dejar sus cargos. Ellos son quienes obtienen puntajes bajos.

En contexto
Los jueces posesionados ayer obtuvieron entre 92 y 98,5 puntos sobre 100 en el proceso y selección que realizó el Consejo de la Judicatura desde el año pasado. Los magistrados ocuparon cargos en la Fiscalía, en juzgados, en entes estatales y en ministerios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)