26 de mayo de 2016 22:09

Asambleísta Magali Orellana fue sancionada por confrontación con Gabriela Rivadeneira

La asambleísta Magalí Orellana fue sancionada por el CAL durante 30 días. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La asambleísta Magalí Orellana fue sancionada por el CAL durante 30 días. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 156
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 31
Diego Puente

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) resolvió sancionar a  Magali Orellana, asambleísta por Pachakutik. Ella está suspendida temporalmente por 30 días en el ejercicio de su cargo, sin derecho a sueldo.

La resolución, fechada el 25 de mayo del 2016, hace referencia a la confrontación verbal que tuvo la asambleísta con la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, en la sesión del Pleno 387, llevada a cabo el jueves 12 de mayo del 2016.

Según el oficio PAN-GR-2016-1091, dirigido a Rosana Alvarado, primera vicepresidenta de la Asamblea, Rivadeneira señaló que los incidentes se dieron después de que ella cerró el debate del Proyecto de Ley Solidaria y de Corresponsabilidad por el Terremoto.

“La asambleísta Magali Orellana se levantó de su curul y se acercó al estrado, junto a la Presidencia a reclamarme por no haber invervenido durante el debate, empleando términos agresivo e inapropiados, provocando un incidente violento durante la sesión del Pleno en mención”, se indican en el documento donde consta la sanción.

Compañeros de Orellana se solidarizaron con ella. Pepe Acacho, de Pachakutik, publicó el texto en su cuenta de Twitter. “Defender al pueblo para que no se impongan impuestos es provocar incidentes violentos. Sancionan a Magali Orellana”, escribió.

La legisladora sancionada también subió la resolución a su cuenta de Twitter y publicó mensajes en los que demostró su rechazo. “Oponerse a más impuestos es motivo de sanción. Dictadura”.

El día en mención, este Diario recogió que a las 14:20, luego de 31 intervenciones, la oficialista Gabriela Rivadeneira finalizó la sesión para proceder a la votación. Orellana, quien había solicitado la palabra, se molestó al escuchar esto y se acercó, visiblemente molesta y entre gritos, hasta Rivadeneira.

La escolta legislativa tuvo que intervenir para calmar los ánimos de Orellana. La asambleísta Orellana empujó a un policía en el área donde se ubican las autoridades en el Pleno de la Asamblea. A través del micrófono Rivadeneira increpó a Orellana y le dijo: "qué corona tiene" para pedir la palabra con gritos.

Luego Orellana se retiró a su curul mientras cruzaba palabras con legisladores de Alianza País. Integrantes de la oposición se acercaron para calmarla y evitar que el incidente pase a mayores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (89)
No (20)