8 de mayo de 2015 18:49

Una mafia de drogas se ceñía a la tabla de dosis permitidas por el Consep para operar en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 3
Sara Ortiz

El operativo Eslabón 30 atacó a redes dedicadas al abastecimiento y expendio de drogas en Quito. 22 personas fueron detenidas y se incautaron más de 406 kilos de drogas. Así lo informó Diego Fuentes, viceministro del Interior, la tarde de este viernes 5 de mayo del 2015, en una rueda de prensa efectuada en la Policía Comunitaria de la Villa Flora, en el sur.

La forma de operar de la supuesta banda, en ese sector de la capital, exhibió también el uso de la tabla del Consep como un mecanismo legal para evitar un arresto.

Según Fuentes los microexpendedores salían a la calle varias dosis, que sumadas, no alcanzaban las cantidades máximas de droga permitidas para el uso personal o catalogadas como menor escala. Estas escalas fueron diseñadas por el Consep en el 2012 y 2014 y constan en artículo 220 del Código Orgánico Integral Penal.

Luego de que los sospechosos vendían estas dosis volvían a “casas de acopio” para llevar más droga, pero nunca en cantidades elevadas. Por este motivo Fuentes indicó que el Ministerio del Interior ya planteó al Consep reformar la tabla sobre las escalas de droga para sancionar a los vendedores de droga.

“Hemos planteado sobre todo que las cantidades de marihuana sean reducidas de 300 gramos a 5 gramos”, dijo. E indicó que esa decisión debe tomar el Consep a partir de un análisis que incluya el ámbito de la salud, seguridad y sin caer en la criminalización del consumo, que desde el 2008 se garantiza en la Constitución.

Fuentes señaló que el objetivo de la posible reforma es “encontrar un mecanismo de diferenciación bastante claro, porque hay gente que tiene seis o siete detenciones diarias por estar en la calle con droga, pero alegan que son consumidores”.

De hecho, las 22 personas detenidas en el operativo Eslabón 30 serían parte de una red que vendía cantidades pequeñas en calles de la Villaflora y la Atahualpa. Sin embargo su arresto se logró gracias al decomiso de 400 kilos de marihuana, en el barrio Santospamba, en el sur de la urbe.

Esta fue la primera fase de la operación ya que los agentes allanaron uno de los principales centros de abastecimiento de la capital. La droga estaba camuflada en sacos de papas y había ingresado desde Colombia. En la segunda etapa, se determinó a los vendedores en menor escala, que ahora detenidos y que en su mayoría son mujeres jóvenes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)